Inicio / DESTACADOS / Video : Recuerdos y nostalgias de la escuela del ayer

Video : Recuerdos y nostalgias de la escuela del ayer

Compartir

Todos recordamos nuestros años escolares , la entrada y salida a clase , el encuentro con los compañeros , las aventuras y travesuras que vivimos , el temor a que la maestra nos haga pasar a hacer algún ejercicio al pizarrón y no saber , los dichosos e interminables deberes , los castigos y reprimendas en clase a la hora de las notas…tantas y tantas cosas que calaron tan hondo que no se olvidarán nunca , recordamos nuestra escuela , el día a día , todos aquellas vivencias que como alumnos experimentamos , en este apartado pretendemos reflejar el papel que ha jugado el alumno y la concepción sobre el mismo que se ha tenido en la educación , traremos de exponer las experiencias como alumno y contar que veíamos en nuestras maestras , muchos aspectos de estas vivencias se reflejan en otras entradas de este artículo de este prestigioso diario digital que podes disfrutar junto a nosotros de esos recuerdos imborrables.

Para comprender lo que trato de describir tenemos que situarnos  en  el periodo que abarcan años de dos décadas, la del 60 hasta el 80 , del pasado siglo , que mal suena eso ¿verdad? , tiempo en el que cursé mis estudios primarios en las llamadas escuelas nacionales como alumno libre , escuelas mixtas , maestras con personalidad fuerte , llegaba la maestra y era lo mas sagrado , teníamos respeto y admiración a ese guardapolvo blanco , a esa segunda mamá como me decían mis padres.

Recuerdo cada nombre de mis maestras y sus grados  , ni que decir que el orden y la disciplina eran preceptivos para el buen funcionamiento , era entones habitual formar en el patio las filas , siempre con un orden , bien por estaturas o por secciones de clase , también era frecuente el izado de bandera y el canto de himnos , generalmente patriótico, y a veces religioso ,  que entonábamos para encaminarnos a nuestra aula a la hora de entrada por la mañana o por la tarde , era habitual antes de salir recordar con cánticos una serie de nociones que día a día se repetía para memorizarlas como la tabla , los números romanos, los límites de Argentina y otras serie de nociones ,

La enseñanza de la lectura fue siempre una actividad que nos costaba a muchos , mucha practica en la casa , para cuando te toque pasar al frente a leer , no pases papelón , en aquellos años se solía iniciar el aprendizaje con el método alfabético basado en reconocer y memorizar las vocales y consonantes pasando después al silabeo y por fin a la frase , todos recordamos aquellas frases que se hicieron célebres en las cartillas de antaño, “ mi mamá me mima” , “mi mamá me ama”…llegada la hora de esta actividad , igual que ocurría en otras , nos situábamos alrededor de la maestra y cada lector una vez que leía cedía su turno al siguiente y muy atentos a lo que se leía para no perder la lectura con el dedo , hábito en este caso defecto , que muchos nos costó desprendernos de él durante algún tiempo , los libros de lecturas , muchos de los cuáles nos presentó eran variados , en clase teníamos nuestra pequeña biblioteca para el uso de estas lecturas , entre estos libros los había de tipo patriótico como “Mi Platero y yo”, “El Martin Fierro” , “Marcelino, pan y vino”, de bibliografías, de urbanidad, de costumbres…todos obviamente muy seleccionados.

No olvidemos que la escuela que vivimos los de aquella época , era la llamada escuela de las tres erre , que no era otra cosa que LEER, ESCRIBIR Y CONTAR , la escritura era otra actividad fundamental en la enseñanza , dentro de la escritura el aspecto de la caligrafía ocupaba un lugar destacado en el horario escolar yo lo tuve en la secundaria , pero mis padres me contaron esto ,  aquellos ejercicios de caligrafía con la pluma y tratando por todos los medios que no goteara para evitar las clásicas mancas en la plantilla correspondiente era un objetivo que todos sonában ,el tintero situado en el pupitre marrón , la pluma con el mango de madera y el papel secante era lo clásico y habitual . como les dije , yo lo viví en el Colegio Nacional con la Profesora de CALIGRAFIA , Señora de Keske.

“La clase comienza con un dictado” decía una vieja canción , es verdad , la Ortografía era otra de las preocupaciones  de aquellos años , quizás haya sido una preocupación de siempre , la penalización de nuestros errores eran siempre copiar las faltas cometidas un número determinado de veces , ocurría en ocasiones que las copias con el mismo error y lógicamente cuando las revisabas el maestro tenías el rapapolvo o reprimenda correspondiente , contábamos con una serie de manuales que la maestra nos hacía seguir , también con frases temáticas o claves mnemónicas fáciles de aprender que se utilizan para recordar conceptos más difíciles que quedaron siempre en nuestra memoria como aquellas de “Ahí hay un hombre que dice ¡ay!. “ Quién escriba error y enorme con h, ha cometido un error enorme”, “ Deja la h de ayer para hoy”.

Cuando llegaba la hora del recreo , a eso de media mañana , que siempre era esperado por todos nosotros como ese momento de la jornada escolar que suponía una liberación de la estricta disciplina y de la atadura al pupitre en la clase , el regocijo que experimentábamos todos era evidente , hubo un tiempo donde esta parada de la jornada se utilizaba para repartir el terrible cocido y la galleta de la Panaderia de DON PEREZ , era también el momento para jugar a las figuritas , a las bolitas , la terrible cachada y lo que mas adrelanina tenia  . . . Policias y Ladrones.

Pero el recreo también era un punto de encuentro para la planificación de nuestras aventuras y proyectos, para organizarnos a la salida de la escuela , nuestro grupo era fanático para jugar al fútbol , también a los vaqueros e indios , no faltaban nuestras salidas a cazar gorriones, aunque eso no me gustaba para nada , acompañaba , para innumerable cosas que no sean para jugar y jugar.

En nuestra infancia , también probablemente en todas las épocas y generaciones haya pasado igual, el juego era la actividad más importante a lo largo del día , pasábamos muchas horas en la calle , no cabe duda que la iniciativa personal , la imaginación , las adaptaciones que se realizaban suplían con crece la falta de medios o recursos que la mayor parte teníamos para adquirir o comprar los juguetes de la época , el aro metálico , la espada y escudo de madera , el arco y las flechas hecho con palos , la honda con goma de cámara de bicicleta , las construcciones de cabañas tantas y tantas cosas , cuando nuestros juegos necesitaban espacio como era el caso de fútbol , nos íbamos a Vialidad , al costado de la Ruta 95 que era el espacio más próximo , también jugábamos en la plazita  o en la calle 10 de mi amado Monseñor de Carlo , quedábamos por la tarde , fuera de la hora de la escuela , no teníamos como ahora ni ocupaciones , ni ninguna responsabilid , ni nada de nada , preparábamos nosotros mismos el campo , lo limpiábamos , cortábamos las ramas que nos estorbaban , poníamos nuestros arcos con cuatro ladrillos..y el partido duraba toda la tarde , nada de 45 y 45 .

En este articulo la figura central es sin dudas nuestras maestras con todo su bagaje de autoridad y disciplina , premios y castigos , consejo y tutela de la vida del alumno , y junto a todo eso todo aquello que con su estudios y profesión se relaciona , ojalá que les haya traido tantos recuerdos como a mi.

Seguimos en #LaCuevaDeMario

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 − 1 =

CONTACTO: • Correo de producción: chacoenlineainforma@gmail.com • Diseño realizado por Chaco en línea informa