Inicio / INTERNACIONALES / Trinidad, la mujer invidente que el Papa bendijo:»pedí un rayito de luz»

Trinidad, la mujer invidente que el Papa bendijo:»pedí un rayito de luz»

Compartir

Trinidad Peralta tiene 98 años y un glaucoma le arrebató la visión cinco años atrás. El sábado, el papa Francisco detuvo el Papamóvil durante su trayecto en Trujillo para bajar y bendecirla

De los cientos de miles de personas que llegaron a Trujillo para ver al papa Francisco el último sábado, Trinidad Peralta, de 98 años, es una de las pocas que posee un rosario obsequiado por el mismo Sumo Pontífice.

Cuando él se dirigía al Seminario de San Carlos y San Marcelo por el jirón Gamarra, en el Centro Histórico de la ciudad, leyó un cartel que decía “Me llamo Trinidad, cumplo 99 años. No veo, quiero tocar tu manito”.

El conmovedor mensaje escrito en cartulina obligó a Francisco a detener el papamóvil de varios avisos con la mano en el techo de la cabina del conductor. Bajó del vehículo, dio unos 20 pasos y llegó hasta donde Trinidad le esperaba. “Me sentí nerviosa. No sabía cómo expresarme, pero le dije ‘me siento feliz’ y luego me dio su bendición”, cuenta la mujer que el 15 de marzo cumplirá 99 años.

María Trinidad nos recibe en la casa del último de sus 12 hijos, Jaime, en Trujillo. Sentada sobre un sofá, junta sus manos y de ellas cuelga el rosario obsequiado por el Papa. Luego de orar, a través de un televisor se entera de los pasos de Su Santidad en Lima. Un glaucoma le arrebató la visión cinco años atrás, pero ella dice que ve a través del corazón.

“Al Papa también le pedí por mis 12 hijos y toda mi linda familia, y él me respondió ‘ya, ellos son bendecidos’. También le pedí que me dé un rayito de luz. Dios hace milagros y el Papa con sus manitas, que me tocaron, puede interceder para que me haga el milagrito”, confiesa.

 

Bendito cartel

Trinidad nació en Motepu, (Lambayeque), en 1919. Tiene el nombre de su padre, don Trinidad Peralta Flores. Su madre se llamó Elvira Carpio Castro. Es la tercera de ocho hermanos, de los cuales solo viven tres, ella, Lucero y Gilberto.

Por su avanzada edad, actualmente reside en Tumán con Luz María, la novena de sus hijos, y alterna con Lady e Iris, otras de sus hijas, en la ciudad de Chiclayo.

Fue Luz María quien elaboró el cartel de cartulina y plumones rojo y negro que obligó a Francisco a bajarse del Papamóvil para bendecir a Trinidad. Ella cuenta que su madre estuvo “a punto” de no viajar a Trujillo.

“Por su edad y el problema de visión que tiene era muy complicado traerla. Sabíamos que iba a venir muchísima gente y nos daba un poco de temor. Incluso decidimos no traerla, pero si bien ella no nos decía directamente que quería ir a Trujillo, yo sentí ese deseo y con mi hermano Jaime, que estaba de paso de Piura a Trujillo, acordamos traerla en su camioneta”, recuerda Luz.

 

Fuente: El Comercio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete + 9 =

CONTACTO: • Correo de producción: chacoenlineainforma@gmail.com • Diseño realizado por Chaco en línea informa