Senadores de Juntos por el Cambio le pidieron este viernes al Gobierno nacional que frene la “feroz represión” en Formosa, en una jornada de tensión a raíz de una protesta de comerciantes contra la vuelta a la fase 1 por coronavirus, que derivó en incidentes, cruces con la policía y heridos.

“Desde el interbloque de Juntos por el Cambio en el Senado de la Nación repudiamos la feroz represión que ordenó el gobernador (Gildo) Insfrán contra los ciudadanos que se manifiestan por el derecho a trabajar y por la libertad, ante la decisión de volver a la fase 1”, dice el texto titulado “Represión en Formosa: los derechos humanos no tienen color político”.

Además, le exigieron al Gobierno nacional que tome “cartas en el asunto” para garantizar de manera urgente “los derechos fundamentales vulnerados”.

“No podemos permitir connivencia ni complicidad con aquellos gobiernos que han hecho uso y abuso del poder en el marco de la pandemia”, concluye el comunicado.

Protesta e incidentes

La manifestación comenzó esta mañana con la convocatoria de distintos sectores provinciales en rechazo de la decisión del gobernador Gildo Insfrán a volver a la fase 1, y al poco tiempo derivó en choques entre quienes protestaban y la policía.

Alrededor de las 11, el enfrentamiento se dio en los alrededores de la Casa de Gobierno, ubicada entre las calles Belgrano y José María Uriburu, ante el intento de los manifestantes de ingresar por la fuerza al edificio, acción a la que la policía respondió con balas de goma y gases, según reportaron medios periodísticos locales.

Los manifestantes, que piden que no se regrese a una fase de aislamiento social al grito de «queremos trabajar», terminaron enfrentándose a golpes de puño, gritos, empujones y corridas con la policía provincial.

Pasadas las 16, los enfrentamientos continuaban en la capital formoseña con fuerte accionar de la policía provincial contra los manifestantes.

Justificación

Ante este escenario, el ministro de Gobierno de Formosa, Jorge Abel González, salió a aclarar que la policía provincial «no tiene carta blanca» y que debe utilizar «protocolos» para actuar, en referencia a la respuesta de la esa fuerza ante la manifestación de este mediodía frente a la Casa de Gobierno provincial.

Al explicar las instrucciones a la policía, precisó que el punto 1 del protocolo «era mantener la valla para evitar el contacto» entre manifestantes y policías pero que «les arrojaron huevos y cuando rompieron la valla», los efectivos respondieron.

«Además, los agredieron con cascotes y ladrillos», completó el funcionario y agregó que por ese motivo «se dio intervención a la justicia y al Procurador, para hacer cesar esa acción».

González explicó que la medida sólo se aplica en la ciudad capital porque en los últimos 3 días se detectaron 43 casos, lo que «significa que hay circulación viral».

Según precisó, el aislamiento dispuesto por el gobierno provincial para la ciudad de Formosa es «por 14 días», tras informar que el brote de la Covid-19 afecta a «34 barrios en la ciudad».

Respecto de los manifestantes y la marcha, dijo que «en las redes invitaban a quemar la Casa de Gobierno».

Fuente: La Voz