Inicio / #ÚLTIMASNOTICIAS / «REAL HISTORIA DE INDIOS. Nuestra ciudad se llama San Fernando del Río Negro, pueblo de indios», por Raúl Coronel

«REAL HISTORIA DE INDIOS. Nuestra ciudad se llama San Fernando del Río Negro, pueblo de indios», por Raúl Coronel

Compartir

 

San Fernando del Río Negro y su Catedral Metropolitana fue fundadas el 26/27 de agosto de 1750, cimiento de nuestra actual ciudad, poblada por Abipones Jaaukanigás que habitaban los humedales. Estuvo compuesta por 42 familias al mando del Cacique Naré, Corregidor, cargo impuesto según las Leyes de Indias. En pie entre 1750/1767.

Una obra de la Compañía de Jesús que considero al indio como una persona amada por Dios. Pero la Cédula Real del Rey Carlos III del 27 de febrero de 1767, ordenó la expulsión de todos los territorios del dominio español y la confiscación de sus propiedades. Se acusaba a los Jesuitas de proteger a los indios en una rebelión contra la Corona, quebrantar la autoridad del soberano y la tentativa de formar un reino indio independiente.

 

La realidad era otra, los Jesuitas fueron perseguidos por comerciantes, encomenderos explotadores y traficantes de esclavos, que gestionaron la expulsión ante el Rey. La promoción humana, la protección y la no explotación del indio les provocaron  cuantiosas pérdidas, por no haberle permitido utilizarlos y explotarlos como esclavos. Los SJ fueron calumniados por el pecado de asegurar la libertad y los derechos humanos del indio.

 

Cuando la expulsión de la Compañía de Jesús en el año 1567, el Cacique y sus indios, no soportaron el alejamiento de sus amigos y protectores los Jesuitas. Un día, arrearon toda la caballada, incendiaron sus casas, se internaron de nuevo en selva y reiniciaron la lucha en venganza. Ninguna otra Congregación pudo contener al indio.

 

La Cédula Real del Rey Carlos III en el Río de la Plata la ejecutó el Gobernador Francisco de Paula Bucareli y Urzúa,  en San Fernando del Río Negro lo hizo el Corregidor Sebastián Casafuz desde Corrientes a partir de agosto de 1767 que apresó, engrilló y encarceló al Padre José Klein SJ y el Padre Juan Francisco Quesada SJ, que administraban la Parroquia San Fernando Rey.

 

En la Reducción San Fernando del Río Negro, se llevó a cabo mediante la comisión del Corregidor en compañía del Padre Fray Bernabé Amarilla, que se hizo cargo oficialmente de la misma. Seguidamente inventarió los bienes y alhajas de la Iglesia y Sacristía y por separado del almacén y despensa. Existe y se conserva una extensa nómina de los bienes propios de la Parroquia y de la casa habitación Parroquial de los Padres Jesuitas.

 

Seguida e  inmediatamente el Corregidor Casafuz se constituyó en la Estancia Las Garzas propiedad de la Compañía de Jesús que ubicada en las inmediaciones de la actual Bella Vista de la Provincia de Corrientes. Los SJ la pusieron en ese lugar por seguridad y para la manutención del pueblo de Abipones en San Fernando del Río Negro en el Chaco. Siempre se ocuparon de la mantención, la hacienda traían de las Misiones.

 

Inventarió en la Estancia Las Garzas, más de doce mil (12.000) cabezas de ganado entre vacunos, caballares, ovejas y demás animales junto a otros bienes. Todo es patrimonio fue puestos a cargo y disposición del correntino Antonio Suarez. El acta de inventario, toma de posesión de los bienes y de la entrega al encargado Antonio Suarez, da cuenta que encontraron además bienes y ganado en los puestos de El Espinillo y de la Isla Pelada anexos de la Estancia Las Garzas.

 

La atención espiritual de San Fernando, después de la expulsión, quedó al mando del sacerdote franciscano Bernabé Amarilla, que desconocía el idioma abipón y no soportó además los rigores del clima. Fue sucedido entre 1767/1773 por cinco misioneros de esa misma Orden Religiosa y tiempo después se dispuso el traslado de la Reducción a la zona de Bella Vista Corrientes donde se llamó, San Fernando de las Garzas, participando solo algunos indios y el resto volvió al monte.

 

La historia registra que nuestros pueblos y ciudades del Chaco, se fueron formando sobre los asentamientos indios, los primeros que ocuparon en territorio, no hay pioners, no existen. Otra realidad que se debe conocer es que significa Chacú-Chaco. No significa coto de caza o zona de cacería, significa pluralidad de animales, pluralidad de naciones indias. Los ideólogos se equivocaron al traducir en otro concepto.

 

Mis hermanos indios han reflejado la originalidad del significado de Chacú-Chaco, lque da cuenta de esa pluralidad de animales y ecosistemas. La reproducción artística más exacta del cúmulo de animales para la caza está en el Centro Cultural Leopoldo Marechal, Pellegrini 272. La realizó, con la participación de otros artistas, el plástico Mocoví Francisco Ferrer, su nombre en indio “Targuet” (árbol Itín o carandá de madera dura). Se dijo también a la pluralidad “juntada” de familias para comer. Sería como una comida a la “canasta”.

 

Atribuyo a que esta ocultación de la realidad histórica del Chaco con una historia oficial distinta, que fuera escrita por quienes miraban a Europa y se sentían franceses o ingleses. Tiene que ver, entre otros ilustres, con el pensamiento y la obra literaria de Domingo Faustino Sarmiento.

 

Dijo de los gauchos y los indios: “Se nos habla de gauchos… La lucha ha dado cuenta de ellos, de toda esa chusma de haraganes. No trate de economizar sangre de gauchos. Este es un abono que es preciso hacer útil al país. La sangre de esa chusma criolla incivil, bárbara y ruda es lo único que tienen de seres humanos” (Carta a Bartolomé Mitre, 20 de septiembre de 1861).

 

Por los salvajes de América siento una invencible repugnancia sin poderlo remediar. Esa canalla no son más que unos indios asquerosos a quienes mandaría colgar ahora si reapareciesen. Lautaro y Caupolicán son unos indios piojosos, porque así son todos. Incapaces de progreso, su exterminio es providencial y útil, sublime y grande. Se los debe exterminar sin ni siquiera perdonar al pequeño, que tiene ya el odio instintivo al hombre civilizado” (El Nacional, 25 de noviembre de 1876).

 

Con justicia estamos trabajando por la reparación histórica de nuestras comunidades indígenas pobladoras de todo el territorio del Chaco, muchísimos años antes de que cualquier europeo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CONTACTO: • Correo de producción: chacoenlineainforma@gmail.com • Diseño realizado por Chaco en línea informa