Inicio / ECONOMÍA / Para frenar la escalada del dólar, en toda la semana el Banco Central debió “resignar” u$s385 millones

Para frenar la escalada del dólar, en toda la semana el Banco Central debió “resignar” u$s385 millones

Compartir

La entidad dirigida por Sturzenegger sorprendió a la City desde temprano y volvió a jugar fuerte. En la última rueda de la semana, doblegó la apuesta al ofertar u$s212,5 millones, un 72% más que el jueves, para cumplir la misión de bajar el precio del billete. Al público cayó 14 centavos a $20,54

El Banco Central volvió a mostrarle al mercado su fortaleza al intervenir en el mercado cambiario, cuando el dólar tendía de nuevo a la suba, y lo hizo de forma más agresiva.

La entidad vendió u$s212,5 millones, un monto 72% superior a lo «quemado» el jueves, para no darle «aire» y castigar a las compras especulativas, y el precio de la divisa cayó hasta los $20,25 en la plaza mayorista, es decir, descendió unos 12 centavos respecto a la jornada previa.

En este caso, el BCRA realizó una temprana aparición que sorprendió a los operadores con posturas de u$s50 millones, algo que hizo bajar el precio de manera contundente. Esto ocurrió luego que la divisa tocara un valor apenas por encima de la previa de $20,38.

Pero luego, durante el resto de la rueda, la entidad monetaria siguió marcando presencia para indicarle a la City que quería más abajo la cotización. Por ello, volvió a desprenderse de billetes cuando el precio interbancario llegó a los $20,35, después a los $20,30 y, finalmente, estuvo presente cuando tocó el mínimo y cierre definitivo de $20,25.

De esta manera, la entidad rectora extiende su participación en las pantallas de los operadores del mercado mayorista. Cabe recordar que el jueves se vio obligado a vender unos u$s123 millones, el miércoles otros u$s20 millones y el lunes empezó su acción con sólo u$s30 millones.

Evidentemente, la estrategia agresiva de los últimos dos días, al desprenderse de unos u$s330 millones en dos jornadas, generó que retroceda 16 centavos desde el máximo histórico del miércoles ($20,41), y en toda la semana descendió unos cinco centavos.

«La estrategia oficial estimuló el desarme de posiciones y los ingresos desde el exterior y desarticuló la presión sobre el tipo de cambio en la última rueda de la semana», dijo el operador Gustavo Quintana de PR Cambios.

«Evidentemente el Banco Central tiene poder de fuego, y como preocupa la presión inflacionaria, hará lo posible como para que el tipo de cambio no se devalúe más todavía», agregó un agente financiero de un fondo de pensiones.

El marco en el que se generó esta nueva intervención del BCRA fue el de un volumen total negociado apenas por encima de la rueda previa, al alcanzar los u$s835 millones.

Más allá de la salida al mercado de Sturzenegger para vender divisas, desde el Gobierno hubo voces en la misma sintonía. Por ejemplo, Luciano Cohan, subsecretario de Programación Macroeconómica, que trabaja con el Secretario de Hacienda Nicolás Dujovne indicó: «Tal vez llegamos a tocar un techo y no estamos cómodos con un dólar más alto. Tenemos que acostumbrarnos a esta volatilidad».

Por su parte, en las pizarras de la City porteña, el precio minorista se ofreció en promedio a $20,54, es decir, 14 centavos menos que el cierre anterior, y en toda la semana finalizó sin cambios.

En el Banco Nación la cotización al público cayó 15 centavos para ubicarse en $20 para la compra y $20,50 para la venta.

Respecto al precio máximo ofrecido en ventanilla el techo lo marcó los $20,60 del ICBC y el Galicia, seguido por los $20,55 de una numerosa cantidad de entidades.

Mientras tanto, el blue escaló diez centavos a $20,61, por lo que después de varias semanas superó nuevamente por siete centavos al precio promedio minorista del la plaza oficial.

En resumen, el Banco Central logró su objetivo de controlar a la fuerte tendencia alcista del dólar de la semana, pero no le salió gratis, ya que debió volcar un total de u$s385 millones, distribuidos en cuatro días. Igualmente, las reservas le brindan cierto respaldo, al ubicarse actualmente en u$s62.421 millones.

Es que la tendencia alcista de los últimos días fueron reavivadas por falta de oferta desde el campo y dolarización de posiciones de inversores y bancos. Pero las últimas dos intervenciones fuertes del Central pueden generar un nuevo punto de inflexión en este último aspecto, ya que podrían volver a apostar por instrumentos en pesos.

«Aunque operadores creen que la demanda continuará por este mes, ya que la oferta está restringida por pocas liquidaciones de cerealeros y a algunos inversores, que a estos precios del dólar vuelven a apostar en pesos, para aplicar en distintos activos, que están repuntando levemente», concluye Fernando Izzo, operador de ABC Cambios.

Justamente, por el lado del mercado secundario de Lebac se operaron a 12 días a 26,40% y a 257 días al 25% anual, y en total se operó un equivalente en pesos de u$s590 millones.

A ello se agrega la visión de que el billete verde sigue atrasado.

Un informe publicado esta semana por la consultora LCG, perteneciente a Martín Lousteau, indicó que desde comienzos de año el Tipo de Cambio Real Multilateral (TCRM) subió 8,1%.

En consecuencia, «tocó el nivel más alto de los últimos 30 meses y se ubica 33% por encima del nivel vigente al asumir la administración Cambiemos».

No obstante, LCG indica que «el reclamo de los industriales por un lado y demanda persistente de dólares para turismo y atesoramiento por otro, hacen presumir que todavía está atrasado».

Según sostienen estos economistas, retomar los niveles de competitividad pre Cepo, cuando el tipo de cambio ya se consideraba atrasado, «demandaría un dólar 24% más caro, es decir, a $24,9».

En el mercado de futuros del Rofex se operaron u$s552 millones, de los cuales el 30% se negoció para fin de mes a $20,52 con una tasa implícita de 22% anual.

El período más extenso negociado fue enero de 2019 a $24,1, en un marco en el que los plazos operaron con bajas promedio de más de diez centavos, acompañando la baja del spot.

De acuerdo al precio negociado en la plaza para fin de año ($23,76), la devaluación que está convalidando el mercado es de 27%, por lo superaría por primera vez en varios años a la inflación estimada por los economistas, en torno al 20%.

 

La Bolsa

La Bolsa porteña subió nuevamente el viernes por un interés centralizado en acciones de los rubros energético y financiero, en momentos en que los inversores siguen con atención las intervenciones de la banca oficial para frenar la debilidad del peso.

El índice Merval de la plaza Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA) aumentó 1,1% hasta las 33.182 unidades, tras ganar un 0,23% el jueves.

Las mayores subas correspondieron a Grupo Financiero Galicia (3,6%), seguido por Transener (3,1%) y Tenaris, con el 3 por ciento.

Por el lado de la cotización de los papeles argentinos en Wall Street, se destacaban los ADR de Despegar y Mercado Libre, que escalaban 6,3% y 4,2%, respectivamente.

En cuanto a los títulos públicos más negociados, sobresalió el Par con legislación de Nueva York, que escaló 1,8%, seguido por el Bonar 2027 (1,2%) y el Par en dólares, que avanzó 1,1 por ciento.

 

Fuente: iprofesional

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve − 8 =

CONTACTO: • Correo de producción: chacoenlineainforma@gmail.com • Diseño realizado por Chaco en línea informa