Inicio / NACIONALES / Neuquén: Prisión perpetua para el policía que mató al maestro Fuentealba

Neuquén: Prisión perpetua para el policía que mató al maestro Fuentealba

Compartir

Lo decidió ayer la Justicia; para la viuda, Sobisch «es el autor oculto y mediato».

Poblete (derecha) fue fotografiado anteayer mientras caminaba distendido y sonriente por el centro de Zapala. El ex policía fue condenado a prisión perpetua, lo que no le impide salir de la comisaría donde está alojado.

 

La Justicia condenó ayer al cabo primero José Darío Poblete a prisión perpetua por el crimen del docente Carlos Fuentealba, ocurrido el 4 de abril de 2007 en Arroyito, a 50 kilómetros de esta ciudad.

 

La Cámara Criminal Primera, integrada por Luis María Fernández, Mario Rodríguez Gómez y Héctor Dedominichi, dictó, además, la inhabilitación perpetua absoluta para el policía.

 

Los jueces consideraron que Poblete, de 36 años, cometió el «delito de homicidio calificado por haber sido cometido por un miembro integrante de las fuerzas policiales, abusando de su función, con el agravante de haber sido cometido con violencia mediante el empleo de un arma de fuego, agravado por alevosía».

 

La calificación de alevosía fue utilizada por dos de los tres jueces: Rodríguez Gómez y Dedominichi. El camarista Fernández opinó que el comportamiento del cabo primero fue una reacción instantánea.

 

Sandra Rodríguez, la viuda del docente asesinado, se mostró conforme con este fallo, pero aclaró que es la primera etapa del esclarecimiento y apuntó a la condena política de este hecho.

 

«[Jorge] Sobisch es el autor oculto y mediato» del asesinato, dijo la viuda del docente en declaraciones a LA NACION, y justificó su argumento al recordar que el entonces gobernador de Neuquén «al día siguiente salió a decir que era responsable de lo que había pasado y que lo volvería a hacer».

 

 

Destacó que todavía falta dilucidar «las responsabilidades políticas» de los que ordenaron y condujeron el operativo de represión. Y denunció que la causa conocida como Fuentealba II, que busca establecer las responsabilidades políticas, «está paralizada».

 

Sandra Rodríguez, junto al secretario general de la Asociación de Trabajadores de la Educación de Neuquén (ATEN), Marcelo Gugliardo, dijo que se debe investigar, en la causa Fuentealba II, al ex gobernador Sobisch, del Movimiento Popular Neuquino.

 

En ese expediente judicial, aún en instancia de instrucción, se investiga a una decena de ex jefes policiales y al ex subsecretario de Seguridad Raúl Pascuarelli. No figura el ex gobernador, aunque los abogados que defienden a la familia Fuentealba ya anunciaron que pedirán la declaración indagatoria de Sobisch.

 

Movilización

 

La lectura de la sentencia duró más de dos horas y media. A la puerta del edificio de la ex Legislatura, donde se desarrolló el juicio, se movilizaron más de 3000 docentes y empleados públicos, que ayer cumplieron un día de paro.

 

En las 14 audiencias que hubo en el juicio declararon más de 70 testigos, entre ellos el propio Sobisch.

 

El ex gobernador neuquino dijo ante el tribunal que no recordaba haber asumido públicamente la responsabilidad política de la orden impartida para reprimir a los manifestantes el 4 de abril de 2007.

 

Una docente, Marcela Roa, fue la testigo clave de este juicio. Ella fue la que reconoció a Poblete como el autor del disparo que hirió mortalmente a Fuentealba.

 

Fuentealba, de 40 años, participaba ese día de una movilización de maestros que pedían un aumento de sueldo. La columna de manifestantes se había propuesto cortar la ruta nacional 22 en el cruce con la 237. La policía no los dejó avanzar y hubo enfrentamientos a lo largo de cinco kilómetros.

 

Según consta en la causa, a Fuentealba le dispararon con una pistola Federal, que lanza granadas de gas, y recibió el impacto en la cabeza desde menos de diez metros. El docente viajaba en el interior de un Fiat 147. El episodio sucedió el 4 de abril del año último y, tras 36 horas de agonía, el docente murió en un hospital público.

 

Poblete recibió ayer su tercera condena judicial. La primera, cuyo delito no se dio a conocer, le fue aplicada en 1997 y ya está cumplida. La segunda condena, por vejámenes y apremios ilegales, le había sido dictada en noviembre de 2006. La Justicia lo había condenado a 2 años de prisión en suspenso y una inhabilitación de cuatro años, pero como había apelado el fallo quedó habilitado para ejercer su puesto policial el 4 de abril de 2007.

 

El fallo judicial

 

  • La Cámara Criminal Primera de Neuquén condenó al cabo primero José Darío Poblete a prisión perpetua y a inhabilitación perpetua absoluta como policía.

 

  • Dos de los tres jueces de ese tribunal, Mario Rodríguez Gómez y Héctor Dedominichi, aplicaron la calificación de «alevosía». Para el juez Luis María Fernández, el comportamiento de Poblete fue «una reacción instantánea».n La lectura de la sentencia demandó más de dos horas y media.

 

  • El fallo se conoció en el edificio de la ex Legislatura, donde se sustanció el juicio.

 

  • Una movilización de más de 3000 docentes y empleados públicos esperó en la puerta de ese edificio la condena a Poblete. Ayer, además hubo un paro.

 

 

Fuente: La Nación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete + nueve =

CONTACTO: • Correo de producción: chacoenlineainforma@gmail.com • Diseño realizado por Chaco en línea informa