Inicio / POLÍTICA / Gustavo López: «El dilema no es qué hacer sino cómo hacerlo»

Gustavo López: «El dilema no es qué hacer sino cómo hacerlo»

Compartir

Gustavo López, fundador y presidente de Forja -Fuerza de Orientación Radical de la Joven Argentina- analiza y desmenuza la situación política de la República Argentina. López, funcionario de la gestión de la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, hace un repaso del contexto latinoamericano, del rol de los medios y de la necesidad de salir a la calle para resolver el dilema que plantea en el documento.

 

DILEMA

 

Estamos frente a un dilema cuando enfrentamos una situación difícil en que hay varias posibilidades de actuación.

 

Hoy, ante un gobierno conservador oligárquico que ha despreciado todas las formas republicanas por las que teóricamente se presentó a gobernar, el dilema se plantea en el cómo y no el qué.

 

Me explico, el Gobierno de Mauricio Macri, en sintonía con el de Temer en Brasil y en eje con el capital concentrado, los medios hegemónicos y un sector importante del poder judicial, están degradando lo calidad institucional y poniendo en peligro la democracia real, para convertirla en un sistema de papel al servicio exclusivo de sus intereses.

 

En ese sentido se produjo el golpe institucional contra Dilma, el intento de proscripción a Lula, el derrocamiento de Zelaya y Lugo y la persecución política feroz en Argentina. Primero te demonizan con la tapa de los diarios y el bombardeo mediático generando una opinión pública adversa y después, aparece el poder judicial haciéndose eco de los reclamos de justicia frente a la corrupción (previamente fabricada) y tirando a los leones a los que el pueblo considera sus enemigos, obviamente, en beneficio del emperador. Como en el circo romano, pero por TN.

 

Qué hacer hoy no es un dilema, sino cómo hacerlo

 

Debemos dejar de lado las contradicciones secundarias entre los sectores del campo popular, y debemos concentrarnos  exclusivamente en las contradicciones fundamentales del sistema, que no son nuevas.  Alem la llamó la “causa” de los desposeídos contra el “régimen oligárquico”. Perón en los 40’ planteó la contradicción como Patria o Colonia y hoy claramente la contradicción es entre la  Democracia y las corporaciones. Frente a la actual contradicción fundamental de nuestro sistema político, lo único que debemos hacer para enfrentar a las corporaciones es generar  más y mejor calidad democrática. No hay ni debe haber otro camino. Una democracia que va a requerir una nueva constitución, es decir, un nuevo pacto de convivencia que equilibre los intereses populares frente a los poderes fácticos, estableciendo nuevos canales de participación y organización democráticas.

 

Pero el dilema hoy es cómo. Cómo enfrentar a este poder que parece invencible, que tiene a su merced todos los resortes mediáticos y judiciales y que parece avanzar hacia la consolidación de un nuevo orden injusto, de concentración económica desmedida, sometiendo la voluntad popular a una simple encuesta de opinión y degradando la democracia a un sistema de excepción donde los opositores son encarcelados y se convierten en presos políticos por primera vez desde la recuperación de la democracia.

 

Hoy, Carlos Zannini, Luis D’Elia, Héctor Timerman, Amado Boudou, Julio De Vido, Milagro Sala y tantos otros son las víctimas de este ensayo degradante de la democracia que supimos reconstruir y que ellos pretenden que se nos escurra entre los dedos como el agua del mar.

 

¿Cómo encontrar el cómo? Es sencillo, está en la misma esencia de la historia del movimiento nacional y popular: está en el Pueblo en la calle.

 

Necesitamos consolidar la unidad del campo popular, partidos políticos, sindicatos, sectores de la producción, de la economía social, movimientos sociales  y reflejarla en el Congreso Nacional para frenar el ajuste y fundamentalmente mantener la movilización de la sociedad en las calles, porque es lo único que no pueden comprar. Le temen a la gente, nos quieren en nuestras casas, no pueden contra las multitudes, las quieren asustadas y domesticadas.

 

La correlación de fuerzas no se da con un medio de comunicación más o menos sirviendo a la causa de la gente más allá de su importancia, nunca vamos a equilibrar por ese lado, pero ellos no pueden contra un pueblo consiente y movilizado.

 

La derrota del modelo neoliberal va a requerir unidad de acción y de conciencia.

 

Desde Forja participaremos de todas las convocatorias que se hagan en busca de esta unidad y convocamos a todo el campo popular a llevarla adelante.

 

Queremos una democracia social, con independencia económica y soberanía política. Creemos hoy más que nunca en una Democracia para siempre y en una Patria para todos y sólo será posible, con y junto al pueblo.

 

 

Gustavo López

Presidente de Forja

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × tres =

CONTACTO: • Correo de producción: chacoenlineainforma@gmail.com • Diseño realizado por Chaco en línea informa