Inicio / INTERÉS GENERAL / Electrofitness: Lo que hay que saber sobre la polémica técnica furor entre los famosos

Electrofitness: Lo que hay que saber sobre la polémica técnica furor entre los famosos

Compartir

Chaco en Línea Informa se puso en contacto con Ayelén Alvarenga, personal trainer e instructora en Musculación Deportiva y Fitness (Matrícula 011/123), para que nos explique más sobre esta clase de entrenamiento y cuáles son sus posibles riesgos.

 

 

Meses atrás, el electrofitness copó las noticias a nivel nacional debido a que una joven sanjuanina quedó en terapia intensiva tras practicarla. El diagnóstico: rabdomiolisis, una afección renal causada por la ruptura del músculo que fue sometido a un sobreesfuerzo.

 

Aun así, la técnica es una de las más usadas por los famosos de la Argentina, entre sus adeptos se encuentran Gianinna Maradona, quien compartiera en Twitter fotos de su entrenamiento; también varios futbolistas lo practican, como Pablo Aimar, Jonás Gutiérrez, Jonathan Calleri, Gabriel Mercado y Leonel Vangioni; y muchos otros famosos, como la jugadora de hockey Carla Rebecchi, los actores Christian Sancho, Nicolás Vázquez, Silvina Luna, Gustavo Conti y Ximena Capristo y la modelo y abogada Alejandra Maglietti.

 

 

¿De qué se trata el electrofitness?

 

“El sistema es sencillo, consiste en un traje especial equipado con electrodos se emiten unos impulsos eléctricos de baja frecuencia a los músculos que hacen que estos se contraigan y, por tanto, se estimulen. De esta manera, se pueden trabajar grupos específicos de musculatura de manera aislada, activa y constante”, nos explica Ayelén Alvarenga, personal trainer e instructora en Musculación Deportiva y Fitness, “por un periodo de esfuerzo de 20 minutos, más 10 de relax los que equivalen en promedio a 3 sesiones de entrenamiento convencional”.

 

 

Esto nos llevaría a pensar que la EMS (electro estimulación muscular) es una técnica ideal de entrenamiento, “sin duda, cuenta con un gran número de beneficios que la hacen idónea para un gran número de personas, aquellas que no poseen mucho tiempo, las que quieren llegar a un objetivo específico o simplemente darle un giro a su entrenamiento habitual”, apunta Alvarenga. Otros beneficios que se pueden mencionar son “la mejoría que produce en la tonicidad y textura de la piel, ayuda a delinear y estilizar la figura, estimula el sistema linfático y, según la planificación del entrenamiento, puede mejorar la actividad cardiopulmonar y coordinativa del entrenado”, remarcó.

 

Sin embargo, advierte, “conviene tener en cuenta que, al igual que sucede con otro tipo de ejercicios, existen algunos riesgos que pueden acarrear secuelas si no se aplica de una manera correcta”.

 

 

Recomendaciones a la hora de practicarla

 

La instructora remarcó la importancia de ejercitarse con EMS “siempre bajo la supervisión de personal cualificado, que conozca cuáles son las características físicas de la persona y cuáles son sus objetivos, de modo que se diseñe un entrenamiento personalizado que permita maximizar los beneficios y minimizar los riesgos”.

 

Y ¿en qué consisten esos riesgos?

Alvarenga resaltó que “el uso de trajes de electroestimulación integral (de cuerpo entero), cuenta, como mínimo, con los mismos riesgos y contraindicaciones que la electroestimulación local, una tecnología y aplicación mucho más antigua y también mucho más estudiada”.

 

Estas contraindicaciones son:

✔Epilepsia
✔Marcapasos cardíaco
✔Desórdenes y problemas de circulación
✔Hernias de abdomen o inguinal
✔Perturbaciones neurológicas
✔Tendencia a sangrar
✔Irritación de piel, quemaduras o heridas
✔Síndrome metabólico (Diabetes, hipertensión y obesidad)
✔Niveles altos de ácido úrico
✔Alteraciones metabólicas y patologías del metabolismo
✔Consumo de alcohol
✔Patologías inflamatorias

 

 

“Esta última es de vital importancia, puesto que existen patologías inflamatorias comunes en las articulaciones (por ejemplo, la artritis), donde la electroestimulación estaría severamente contraindicada. En cuyo caso se recomienda al interesado hacer una interconsulta con el profesional tratante (reumatólogo, usualmente) y que este sea quien autorice o no la realización de la actividad”, recomendó.

 

¿Qué pasó en el caso de la joven de San Juan?

 

“La Rabdomiolisis es una enfermedad o síndrome producido por un exceso de daño muscular, normalmente provocado por hacer más actividad física de la que somos capaces de tolerar-que libera mioglobina al torrente sanguíneo provocando insuficiencia renal o necrosis”, explicó, “es más habitual en individuos desentrenados o sedentarios, puesto que, conforme aumenta nuestra experiencia, también lo hace la tolerancia”.

 

“La electroestimulación produce un mayor daño muscular que el entrenamiento convencional con resistencias, aun cuando la tensión muscular y el momento de fuerza sea menor (solo 20 minutos)”, indicó.

 

 

Por último, la personal trainer recomendó, “no es aconsejable (por regla general) que el electrofitness sea la única fuente de actividad física de una persona”. “En lo personal considero entonces que, es un método para ser utilizado por personas que presentan un antecedente deportivo o de entrenamiento, que conocen su estado de salud actual, y que comprenden que no es el único vehículo que los llevará directamente a su meta, sino un plus que los acercará a la misma”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − 2 =

CONTACTO: • Correo de producción: chacoenlineainforma@gmail.com • Diseño realizado por Chaco en línea informa