Inicio / INTERÉS GENERAL / La contaminación por agroquímicos provoca toxicidad crónica y puede ser mortal

La contaminación por agroquímicos provoca toxicidad crónica y puede ser mortal

Compartir

Tras el informe que realizó la semana pasada el Dr Raúl Osvaldo Coronel, especialista en evaluaciones ambientales, sobre la necesidad de cuidar la “calidad” del agua y el impacto mortal del glifosato en los humanos y el medio ambiente, ahora agrega pruebas sobre la contaminación hídrica con agrotóxicos y el desinterés por parte los entre controladores.


En la nota anterior di cuenta de la contaminación de los recursos hídricos de la región, tanto de ríos superiores como de los subterráneos del Chaco. En el texto de hoy, atendiendo a la desidia que existe del organismo ambiental del medio, pongo la prueba de la autenticidad de los hechos en función del dictamen oficial de la Auditoría General de la Nación (AGN), organismo creado por la Constitución Nacional para el control de legalidad, gestión y auditoría de toda la administración pública centralizada y descentralizada.

Agrotóxicos y AGN 247/2012
La auditoría 247/2012 cuestiona la gestión del SENASA para autorizar y controlar los agrotóxicos. Por añadidura, evidencia los vacíos del funcionamiento de diferentes áreas gubernamentales que debiesen trabajar en conjunto y no como compartimentos estancos.

Registro de Empresas Aplicadoras de Agroquímicos
En cuanto al control del Registro de Empresas Aplicadoras de Agroquímicos Terrestres y Aéreas: Según la Disposición Conjunta 253/64 de la ex Dirección de Lucha Contra las Plagas y de Acridiología “toda persona física o ideal que se dedica a realizar trabajos en lucha contra las plagas, por sí o por cuenta de terceros y con fines de lucro, deberá inscribirse en el Registro. Pero “el registro es incompleto y parcial” y pese a la inscripción obligatoria en la práctica opera como voluntaria.

No hay información de las empresas fumigadoras
La norma continúa: “No hay una base de datos integrada, completa y sistematizada” con la información de todas las empresas registradas. “Solo cuentan con tres listados separados y con diseños diferentes”. Las empresas no cumplen con todos los requisitos legales exigidos para la inscripción y “tampoco existe una notificación requiriendo su cumplimiento”. Tampoco se aplican sanciones a empresas incumplidoras. No hay control cruzado entre este registro nacional y los registros provinciales en la materia. Una “ausencia de coordinación con las autoridades provinciales y/o municipales”.

SENASA y Municipalidades
Paralelamente al reconocimiento de la proliferación del uso de estas sustancias venenosas, fueron denunciadas las falencias de los organismos de control del Estado, en particular del SENASA (Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria) en su gestión. En ese contexto, los sistemas locales de gestión ambiental local, municipalidades, normalmente desconocen el tipo de sustancias aplicadas en su ámbito de influencia, sus características, los volúmenes descargados al medio y los efectos ambientales potenciales que podrían ocasionar.

Denuncia intoxicación silenciosa del ecosistema
Esto plantea una situación de gran incertidumbre ante la posibilidad de la “intoxicación silenciosa por exposición repetida y a largo plazo” de la población cercana a las áreas fumigadas. Recomienda que se “instrumenten convenios con otros organismos públicos e instituciones académicas para que realicen las investigaciones necesarias que permitan conocer y analizar el impacto de los agroquímicos en la salud humana y en el ambiente en las condiciones de uso vigente”.

Toxicidad crónica
La contaminación por agroquímicos termina siendo una intoxicación silenciosa, la exposición es repetida y a largo plazo, es decir toxicidad crónica que produce daños y/o muerte. Los cultivos transgénicos sujetos a fumigación sistemática cubren 22 millones de hectáreas de las provincias de Chaco, Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, Entre Ríos, Santiago del Estero, San Luis, Salta, Jujuy, Tucumán, La Pampa y Corrientes, donde viven 12 millones de personas sin contar la población de las grandes ciudades de cada provincia.

Muestras de agroquímicos
El SENASA certifica la calidad de los agroquímicos sujetos a importación y exportación controlando que la composición coincida con la registrada ante el Registro Nacional de Terapéutica Vegetal de Fertilizantes y Enmiendas para que su presentación y etiquetado. Previo a la autorización de importación o exportación el SENASA debe certificar la calidad a partir de un análisis de muestras del producto. El SENASA no cuenta con estadísticas actualizadas respecto de la cantidad de muestras tomadas, las efectivamente analizadas y los incumplimientos detectados, “no hay un seguimiento de las muestras de productos enviadas para análisis”.

Examen de los plaguicidas registrados
Para que se habiliten al mercado, los plaguicidas deben ser previamente inscriptos en el Registro Nacional de Terapéutica Vegetal y la Dirección efectuará exámenes periódicos de los productos ya registrados para determinar si procede la cancelación del registro de habilitación o la reclasificación de los mismos. En concordancia con la FAO y el Código Internacional de Conducta para la distribución y utilización de plaguicidas, los gobiernos deben “establecer un procedimiento de registro para asegurar el examen periódico de los plaguicidas, garantizando que se puedan adoptar medidas inmediatas y eficaces en caso de nuevas informaciones o datos sobre el comportamiento o los riesgos indiquen la necesidad de medidas de reglamentación”.

Prevención y salud de la población
Califico de discontinuada, sin coordinación e interrumpida la gestión ambiental referida a estudios e investigación, acciones de prevención, asistencia y tratamiento en casos de intoxicación o que afecten la salud de la población y el ambiente con productos agroquímicos para el periodos 2009/2014 por el Ministerio de Ambiente y Comisión Nacional de Investigación de Agroquímicos.
Se observan debilidades, no se fortaleció el sistema de fiscalización del uso de agroquímicos como tampoco el sistema de control de las ART y de higiene y seguridad laboral. Ambos organismos no han dado relevancia a sus políticas respecto del problema de los impactos de los agroquímicos teniendo en cuenta la potencial afectación de la salud de la población y el ambiente.

Contaminación del agua con pesticidas
Más allá de las cuestiones relacionadas con la salud, personas afectadas por los agroquímicos y su accionar en consecuencia, son en principio estrictamente médicas, pero la presencia de pesticidas en el ambiente también plantea otros puntos que requieren atención. La sola detección de agroquímicos en cualquier ambiente implica reconocer la contaminación del mismo, lo que tendrá diferentes niveles de gravedad en función de sus potenciales impactos. Con relación a la presencia de agroquímicos en aguas, existen inconvenientes para la gestión ambiental dado que se dificulta caracterizar la calidad del agua en función de la gravedad de esa contaminación.

En materia de bosques
“La intensificación de la explotación de los suelos -promovida desde las provincias y desde el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación no está armonizada con los límites a la expansión de la frontera agropecuaria, que debe resguardar la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable autoridad de aplicación de la ley de bosques nativos. El ordenamiento territorial -principal herramienta de esa ley- ha sido lento y deficiente. Se han talado grandes extensiones de bosques nativos, sobre todo en provincias del Norte, que se reconvirtieron al cultivo de la soja, sin que se haya logrado disminuir la tasa de deforestación en la Argentina».

La minería
La AGN ha comprobado que las fallas en el control estatal de esta actividad. En Abra Pampa Jujuy los habitantes son víctimas de los efectos tóxicos de la escoria y humos blancos abandonados por la ex fundidora Metal Huasi en los años ‘80. A mediados de 2012, aún no había un diagnóstico sanitario y estaba pendiente la remoción de instalaciones, máquinas y chatarra. También relaciona la actividad con la falta de cumplimiento de la ley de protección de glaciares como reserva natural de agua dulce.

Cuencas hídricas
El Plan Nacional de Recursos Hídricos no contempla aspectos ambientales clave para garantizar la sustentabilidad ecológica de las cuencas hídricas en la Argentina. No hay una estrategia integral para conservar la calidad del agua ni programas de control y prevención de la contaminación. Cuestiona el trabajo de saneamiento de la Cuenca Matanza Riachuelo, el plan elaborado no ha sido eficaz para sanear la cuenca, prevenir daños futuros y mejorar la calidad de vida de los habitantes».

Riesgos y debilidades de la gestión
Estamos en presencia de la inseguridad ambiental con graves consecuencias para la población. Se deben establecer procedimientos para la prevención y mitigación de la emergencia en que estamos y recomponer el daño causado por la contaminación ambiental. Cuando las actividades antrópicas producen impactos negativos, irreversibles y persistentes, determinantes de altos índices de morbilidad y casos de mortalidad, se está en presencia de una emergencia ambiental, hay que decretarla para salvaguardia de la salud, la vida de la población y protección de los ecosistemas, abocándose a las medidas que la ley establece.

Fuente: Dr. Raúl Osvaldo Coronel. Especialista en evaluaciones ambientales. Escritor. Abogado MAT.764 STJ Chaco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − 5 =

CONTACTO: • Correo de producción: chacoenlineainforma@gmail.com • Diseño realizado por Chaco en línea informa