Inicio / #ÚLTIMASNOTICIAS / «El día del reciclador y el de la naturaleza», por Raúl Coronel

«El día del reciclador y el de la naturaleza», por Raúl Coronel

Compartir

Día Mundial de los Recicladores es celebrado el 1 de marzo de cada año en toda América Latina, para enfatizar el trabajo de los recuperadores de materiales reciclables y su impacto para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Un reconocimiento al trabajador (cartonero) que la sociedad debe valorar por ser el actor fundamental en la gestión de los residuos. La inclusión social requiere proporcionarles condiciones básicas y de seguridad para el mejor desarrollo posible del trabajo de reciclaje urbano.

El día fue creado en el marco del Primer Encuentro Internacional de Recicladores, que reunió 34 países en Colombia, en el 2008, en memoria de la tragedia ocurrida por la muerte de 11 recicladores que fueron engañados por personas de la Universidad Libre de Barranquilla Colombia e invitados a presentarse con la excusa de entregarles materiales reciclables. Una vez llegados allí, fueron muertos con el fin de vender sus cuerpos para investigación y tráfico de órganos, lo revelo un sobreviviente que fingió estar muerto, consiguió escapar y denunciar los hechos.

Dr. Raúl Osvaldo Coronel
Abogado Mat.764 STJ Chaco
Especialista en Evaluaciones Ambientales

Se reivindica para este oficio el rol de actor histórico en la cadena productiva del reciclaje, pero sobre todo como factor fundamental para la mitigación de gases de efecto invernadero y la contaminación por residuos no tratados. Para esto se exige la creación de un fondo global para promover el reciclaje social, el compostaje de los residuos orgánicos y la reutilización de recursos descartables, cuyo impacto debe ser lo de formalizar este trabajo y contribuir más eficazmente a la protección del ambiente.

La Organización Internacional Trabajo OIT estima que más de 20 millones de personas en todo el mundo se dedican al reciclaje. Es decir aproximadamente el 1,5 % de la humanidad recuperan, clasifican y reciclan los residuos generados en las ciudades. En América Latina y el Caribe, se calcula que cerca de 4,5 millones de personas son recicladores, pero en general en todos los países los cartoneros trabajan en la precariedad.

El Banco Mundial dice que se producen alrededor de 2,010 millones de toneladas de basura por año en el Planeta, algo así como llenar 800 mil piscinas olímpicas de desechos. El crecimiento poblacional y el sistema de consumo son las causales, este número podría ascender a 3,400 millones en 30 años. En nuestro país se genera 1 tonelada de desechos cada dos segundos, algo así como 1 kilogramo diario por persona, según el Ministerio de Ambiente. En nuestra ciudad se estaría produciendo más de 300 toneladas diarias de residuos.

El reciclaje que sería la actividad de todo reciclador, es la base contribución al ambiente y a la sociedad que favorece a las economías locales, tanto individual como social, generando una gran cantidad de empleos para los gobiernos locales. De acuerdo a la ONU, el reciclaje se está transformando en una solución para combatir el desempleo y la pobreza, afectando positivamente el ambiente. Los residuos no se queman ni se guardan en silobolsas se tratan en el marco del Tratamiento Integral de Residuos Sólidos Urbanos.

El 3 de marzo de cada año es el “Día Mundial de la Vida Silvestre”, también de la Naturaleza, nos brinda la ocasión de celebrar la belleza y la variedad de la flora y la fauna salvajes, así como de crear conciencia acerca de la multitud de beneficios que la conservación de estas formas de vida tiene para la humanidad. La celebración nos obliga a combatir los delitos contra el ambiente y la disminución de especies causada por la actividad humana, que acarrean consecuencias negativas de gran alcance en el ámbito económico, ambiental y social.

El tema del 2021 son «Los bosques y los medios de subsistencia” por sustentar a las personas y preservar el planeta. Arroja luz sobre los vínculos entre el estado de los bosques, los terrenos boscosos y la preservación de los millones de medios de subsistencia que dependen directamente de ellos. Además, presta atención a los conocimientos tradicionales de las comunidades que han gestionado los ecosistemas forestales y su vida silvestre durante siglos.

Más de 800 millones de personas viven en bosques tropicales y sabanas en países en desarrollo donde las comunidades indígenas y rurales mantienen una relación estrecha con esos sistemas naturales. Dependen de ellos para satisfacer sus necesidades esenciales, desde alimentos, refugio, energía y medicamentos, así como una fuerte relación personal, cultural y espiritual con esos entornos. Los pueblos indígenas y las comunidades locales son asimismo los custodios históricos de las reservas más importantes de diversidad biológica, incluidos los bosques.

Los bosques y los terrenos boscosos proporcionan servicios ecosistemáticos como el filtrado y el almacenamiento de agua dulce para garantizar la fertilidad de los suelos o para regular el clima, son esenciales para la economía y las personas del mundo. Sinn embargo, los bosques se encuentran en la encrucijada de las múltiples crisis planetarias, desde el cambio climático hasta la pérdida de biodiversidad y las repercusiones sociales y económicas de la actual pandemia mundial.

Además de su valor intrínseco, la fauna y la flora salvajes contribuyen a los aspectos ecológicos, genéticos, sociales, económicos, científicos, educativos, culturales, recreativos, estéticos del desarrollo sostenible y del bienestar de los seres humanos. Por estas razones todas las personas deberían participar de la celebración del día mundial de la naturaleza, mediante prácticas sustentables y sostenibles de los ecosistemas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 − uno =

CONTACTO: • Correo de producción: chacoenlineainforma@gmail.com • Diseño realizado por Chaco en línea informa