Inicio / #ÚLTIMASNOTICIAS / «El cambio climático es más peligroso que el coronavirus», por Raul Coronel

«El cambio climático es más peligroso que el coronavirus», por Raul Coronel

Compartir

Han dicho las autoridades de la ONU y de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) que a pesar de que en este momento existe una preocupación mundial por el coronavirus, no deben reducirse los esfuerzos en la lucha contra el Cambio Climático CC. Se espera que el coronavirus sea una enfermedad temporal y con impactos temporales, aunque muy desafortunada porlas muertes que ha causado, pero que el CC es mucho peor. Elcambio en el clima está desde hace años y se mantendrá por muchas décadas, por lo que requiere una acción continúa por el peligro que representa para los ecosistemas y la humanidad.

A city showing the effect of Climate Change

Dr. Raúl Osvaldo Coronel
Abogado Mat.764 STJ Chaco
Especialista en Evaluaciones Ambientales

El Cambio Climático se manifiesta por ejemplo,tanto por la epidemia mortal de dengue que azota a Colombia, Brasil, México, Nicaragua y a nuestro país, o las inundaciones en Argentina, Uruguay; los incendios en Brasil, Bolivia y Venezuela y los huracanes sin precedentes en el Caribe. También en el nivel record del mar y las olas de calor que tienen consecuencias trágicas para la biodiversidad. El Calentamiento Global impacta sobre la salud, la comida, el hogarde millones de personas y  en los ecosistemas, dice el informe de la OMM.

Un reciente pronóstico anuncia que es factible que en los próximos cinco años se produzca un nuevo récord de temperatura mundial anual. Se resaltan las señales físicas de alerta del cambio climático con el descongelamiento de los mantos de hielo y los continuos fenómenos meteorológicos como tormentas, sequías e inundaciones.

El 2019 terminó con una temperatura media de 1,1°C por encima de los niveles preindustriales, valor superado por el 2016cuando un episodio intenso de El Niño agravó el aumento de la temperatura mundial vinculado a la tendencia general al calentamiento. De 2015-2019 fueron los años más cálidos que se tiene constancia, y el período de 2010 a 2019 ha sido la década más cálida jamás registrada.

El calor del océano está en un nivel récord, con temperaturas que aumentan al equivalente de cinco bombas de Hiroshima por segundo. Referimos al costo en vidas y medios de vida humanos a medida que las sequías, los incendios forestales, las inundaciones y las tormentas extremas cobran su precio mortal. No tenemos tiempo que perder si queremos evitar una catástrofe climática, comenta el Secretario General de las Naciones Unidas.

El virus de la pandemia, tendrá un impacto económico a corto plazo, pero las pérdidas serán masivas si pensamos en el calentamiento global. Estamos hablando de un problema de mayor magnitud con consecuencias en la salud de las personas y en la sociedad mucho más grave. La temperatura es solo un indicador del Cambio Climático en curso, se añaden las alteraciones de los patrones de lluvia, como se dijo, el aumento cada vez mayor del nivel del mar por la expansión térmica del agua, sumado el derretimiento de los glaciares de Groenlandia y la Antártida.

El fenómeno climático alteró drásticamente la biodiversidad del planeta, que favorece la transmisión de patógenos causantes de enfermedades como dengue, paludismo, asma, tuberculosis, ébola, fiebre amarilla, cólera, diarrea, parásitos intestinales, hipotermia, tracoma, peste. Todas ellas relacionadas con las olas de calor, la falta de agua potable, la reproducción de plagas y las inundaciones.

En nuestro medio el CC entre otras tantas cuestiones,ejerce la propagación del dengue, favoreciendo el cultivo del mosquito Aedes Aegypti, ya que la elevación de las temperaturas y el cambio en las condiciones de humedad propicia tanto la zona de distribución, el incremento del número de generaciones anuales de mosquito y mejores condiciones para la expansión de la enfermedad.

En las provincias argentinas del centro y norte acecha el dengue, se lee en el Boletín Epidemiológico del Ministerio de Salud, son más de 15 provincias que reportaron casos positivos importados como autóctonos. Córdoba registró al 2020 el pico histórico de casos (La Voz del Interior) 902 infectados y con 4 víctimas fatales por esta enfermedad.

El dengue había sido erradicado en 1960 y reapareció en 1998 en Salta, Formosa, Jujuy, Chaco, Corrientes y Misiones, hasta la explosión en 2009. Guarda relación directa con la ampliación de la frontera agropecuaria por la deforestación, la supremacía de los monocultivos a base de transgénicos y la masiva aplicación de pesticidas y agroquímicos que eliminan a los depredadores naturales de los mosquitos como peces y anfibios, que naturalmente controlan la evolución poblacional de los transmisores del dengue.

Año tras año puede verse cómo los mosquitos generan resistencia genética a los agroquímicos mientras que los depredadores no. El modelo productivo basado en el monocultivo de soja transgénica, la utilización de herbicidas, fungicidas e insecticidas posee su impacto en la tasa de reproducción y supervivencia del mosquito Aedes aegypti. La deforestación, la quema de bosques y montes fomentó la migración de los mosquitos hacia otras zonas donde han encontrado condiciones óptimas para su supervivencia, la ciudad.

En Argentina desde la semana 31/2019 (21 julio/4Agosto) hasta la semana 15/2020 (6 abril/20 abril) se notificaron alSistema Nacional de Vigilancia de Salud 43.497 casos con sospecha de dengue u otros arbovirus.La  Plataforma de Información en Salud para las Américas OPS señala para Argentina: semana 53 se reportaron  44.689 casos con 19 muertes y al 2021 habría alcanzado ya45.606 casos. Evitemos un Cambio Climático desbocado.

 

DR. RAUL OSVALDO CORONEL

ABOGADO MAT.764 STJ CHACO

ESPECIALISTA EN EVALUACIONES AMBIENTALES

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete + 11 =

CONTACTO: • Correo de producción: chacoenlineainforma@gmail.com • Diseño realizado por Chaco en línea informa