Inicio / INTERNACIONALES / EEUU: Trump choca con legisladores de su partido por el control de armas

EEUU: Trump choca con legisladores de su partido por el control de armas

Compartir

«Es hora de poner fin a esta tontería». Así definió Donald Trump la necesidad de endurecer las normas para terminar con los tiroteos en las escuelas, durante una reunión donde acusó a los legisladores republicanos de estar «petrificados» de miedo ante el lobby de las armas.

«Muchas ideas, algunas buenas y otras no tanto, surgieron de la reunión bipartidista sobre seguridad escolar en la Casa Blanca», tuiteó ayer el mandatario sobre el encuentro que sostuvo anteanoche con legisladores demócratas y republicanos, donde exigió soluciones rápidas.

Trump volvió a expresar su respaldo a una expansión de la revisión de antecedentes. Apoyó además un incremento de las medidas de seguridad en las escuelas y más recursos para la salud mental, y reafirmó su respaldo a elevar a 21 años la edad para comprar determinadas armas de fuego.

La reunión mostró a un Trump más enfrentado con los congresistas de su partido que con los rivales demócratas, en un episodio más de las recurrentes disonancias entre el magnate neoyorquino y la dirigencia republicana desde el comienzo de la actual administración un año atrás.

Al insistir en nuevos controles, pareció también tomar distancia de la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés), el poderoso lobby que defiende el derecho constitucional a la posesión privada de armas.

«El sentido de la reunión es terminar con la violencia armada, tenemos que hacer algo, tenemos que actuar», dijo Trump a los legisladores, y les pidió moverse rápido para aprobar medidas de control. «Es un tema importante y estamos pasando por un momento crítico. Estamos empeñados en convertir el dolor en acciones y de verdad creo que las personas en esta mesa quieren eso», agregó.

«Algunos de ustedes están petrificados de miedo a la NRA, y no pueden estarlo», lanzó el presidente a los miembros de su partido, en alusión a las posibles represalias del grupo lobbista, que contribuye financieramente a las campañas de candidatos republicanos. Incluso aportó 30 millones de dólares a la campaña de Trump a la presidencia.

Trump reveló de todos modos que durante un almuerzo el fin de semana pasado con miembros de la NRA, les dejó claro que si bien defiende la Segunda Enmienda constitucional, que desde 1791 les da derecho a los ciudadanos norteamericanos a tener armas, «es hora de poner fin a esta tontería».

El clamor popular a favor del control de armas cobró fuerza tras el tiroteo de la escuela de Parkland, Florida, que dejó 17 muertos el 14 de febrero pasado.

Sólo pasados varios días el mandatario comenzó a esbozar la posibilidad de impulsar restricciones, aunque también insistió en la propuesta de que los maestros puedan llevar armas en clase, una idea bien vista por la NRA, para defenderse de desequilibrados armados.

Pese a ser su caballito de batalla, Trump admitió ayer vía Twitter que la propuesta de contar con una legión de maestros armados capaz de tirotearse con intrusos, que generó un amplio rechazo, «nunca pasará a aprobación».

En otras ocasiones Trump respaldó ideas populares entre los demócratas, pero se retractó ante la oposición de su base conservadora y sus aliados republicanos en el Congreso.

 

Fuente: La Nación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 + 19 =

CONTACTO: • Correo de producción: chacoenlineainforma@gmail.com • Diseño realizado por Chaco en línea informa