Inicio / POLICIALES / Ecuador: Brutal asalto a una turista argentina

Ecuador: Brutal asalto a una turista argentina

Compartir

Una joven turista argentina denunció a través de un estremecedor relato en las redes sociales el violento asalto del que fue víctima por parte de dos hombres cuando visitaba el Cerro Mandango, ubicado a 500 kilómetros al sur de Quito, capital de Ecuador.

 

 

La joven denuncia además abandono por parte de las autoridades de ese país y del consulado argentino.

 

«Mi nombre es Andrea Carenzo, soy argentina. Pensé que no iba a vivir para contarlo. Esta es mi historia. La comparto porque quiero que a nadie más le pase esto y porque, obviamente, quiero que se haga justicia», comienza el relato en Facebook de la joven que denunció haber sido brutalmente asaltada en Ecuador por dos hombres el pasado 7 de diciembre, mientras visitaba el cerro Mandango, en la zona de Vilcabamba.

 

El hecho ocurrió cuando Carenzo estaba llegando al mirador y fue atacada por la espalda por dos hombres. Los asaltantes no sólo le sacaron lo poco que tenía sino que la golpearon e hicieron que cayera por un barranco, según narró.

 

A raíz de los golpes, sufrió lesiones graves y se salvó de milagro.

 

Fue atacada a cuchillazos y apuñalada ocho veces: «No me rompieron ningún hueso, pero el resultado fue: un ojo con derrame y una severa inflamación, los dos tobillos esguinzados, una fuerte lesión en la pierna derecha y otra en el brazo derecho, dos cortes y dos puntazos propinados por los cuchillos, en ambos brazos».

 

«Uno de ellos me puso una cuchilla en el cuello y me tapó la nariz mientras me gritaba: ‘dame la mochila porque te mato, hija de puta’».

 

La víctima cuenta que quedó al borde del barranco tras forcejear con uno de los delincuentes para que la deje respirar: «En ese momento se lanzaron nuevamente encima y uno de ellos me gritaba: ‘¿te querés morir hija de puta? Te voy a tirar ¿Te querés caer?’».

 

Según su relato, hasta ese momento aún no le habían sacado ninguna de sus pertenencias pero tampoco podía dárselas ella porque no la dejaban que se moviera. Entonces, sin robarle nada, la tiraron por el barranco.

 

«Pegué de lleno en el piso con la cabeza. Mi cuello se dobló de una manera que pensé que no podría sobrevivir, soportando todo el peso de mi cuerpo y de la mochila que pasaron sobre mí».

 

Uno de los agresores fue identificado, pero aún sigue libre. La víctima denuncia abandono por parte de las autoridades de ese país y del consulado argentino. «Gracias a Dios no me violaron», concluyó.

Fuente: Diario Chaco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − 17 =

CONTACTO: • Correo de producción: chacoenlineainforma@gmail.com • Diseño realizado por Chaco en línea informa