Inicio / ECONOMÍA / Dólar e inflación: la devaluación se traslada a los precios de alimentos y electrodomésticos

Dólar e inflación: la devaluación se traslada a los precios de alimentos y electrodomésticos

Compartir

Mayores costos de insumos atados a la divisa repercuten en la producción. También suben los importados y los bienes locales que se rigen por valores internacionales. El impacto en el combustible.

El dólar subió 13 por ciento desde comienzos de diciembre y hubo precios que sintieron el impacto. Los productos importados (o los que se fabrican en el país con muchos componentes importados) y los que están atados a valores de exportación subieron en enero. Eso, sumado al efecto del aumento de las tarifas de servicios, hace que las consultoras proyecten que enero terminará con una inflación cercana al 2 por ciento.

Pablo Ricatti lo sufre en carne propia. Empresario del rubro alimenticio, fabrica pan para hamburguesas y panchos y abastece de panes, salchichas y medallones de carne a comercios. Al unísono, sus proveedores le informaron una ronda de aumentos que no registraba desde mediados del año pasado, cuando el ruido electoral previo a los comicios primarios también le agregó calor al dólar. «Tienen que ver con el pass through, porque la gran mayoría de los insumos de los alimentos son importados», explicó. El pass through es, ni más ni menos, el traslado de la devaluación a los precios.

Ricatti enumeró: «La levadura y el gluten son importados. Los empaques tienen materiales importados. Y el trigo cotiza en dólares, por lo que si el dólar sube 10 por ciento, la harina, también». Y agregó: «Las hamburguesas aumentaron 5% y las salchichas 7 por ciento». Sumado al aumento de los combustibles, su empresa trasladará los mayores costos. «Planeamos aumentar el pan 10% en breve», concluyó.

Precios dolarizados

Arnaldo Bocco, exdirector del Banco Central, consideró peligroso que el dólar merodee los 20 pesos. «Estamos en un ciclo muy complejo, con una devaluación en los últimos treinta días que influye mucho sobre las expectativas que los formadores de precios tienen sobre el sistema económico», dijo. «Un dólar más caro son importaciones más caras y también subas en bienes vinculados a la canasta esencial de la población, como carnes y derivados, lácteos, derivados del país y el trigo», sostuvo.

Gabriel Zelpo, economista Jefe de Elypsis, enumeró los productos afectados por la variación del tipo de cambio. Entre ellos, «aceites, carnes y algunas verduras», productos que se rigen por precios externos. Pero también subieron los importados. «Hubo algo de movimiento en electrodomésticos y paquetes turísticos», agregó. En un reporte, la consultora consignó subas del 3,5% en carnes, 2% en aceites y 2% en electrónica.

Elypsis realiza un amplio relevamiento de precios online. Los incrementos detectados hasta el momento lo llevan a esperar que «el nivel general de precios tenga un avance cercano al 2 por ciento en un mes en el que no hay subas de precios regulados significativas», dijo Zelpo.

En dos cadenas de retail consultadas por TN.com.ar, sin embargo, indicaron que la reforma tributaria que redujo impuestos a electrodomésticos y electrónicos sirvió de amortiguador en algunos productos, como teléfonos celulares y notebooks. Por eso, coincidieron que el impacto de la devaluación de los últimos dos meses es dispar.
Para Fausto Spotorno, director de la consultora Ferreres, el traslado de la suba del dólar a los precios no está claro. «No estamos viendo nada en los precios relevados hasta ahora», dijo «Los rubros de electrodomésticos y juguetes están bajando, porque después de las fiestas vienen las ofertas de liquidación», dijo. Aunque agregó: «Suben alimentos y esparcimiento».

La Fundación Mediterránea también advirtió sobre el efecto del cambio de metas de inflación sobre las expectativas. «Las expectativas de inflación han subido un par de andariveles, lo que puede complicar la negociación de las paritarias de 2018», advirtió en un reporte. «El mayor impacto, hasta ahora, se advierte en el precio del dólar: en un mes y medio, el tipo de cambio nominal subió 12%, cuando en 11 meses de 2017 lo había hecho sólo 9%», agregó días atrás.

Combustibles

El impacto de la devaluación se sintió de manera directa en el precio de la nafta, que encadenó en enero su segundo aumento en dos meses.
Los dos principales componentes del precio de los combustibles son el dólar y el petróleo. Los dos aumentaron. El dólar mayorista pasó de $ 17,60 a $ 19,60 desde el primero de diciembre, mientras que el crudo Brent, de referencia internacional, subió 11,5% en el mismo lapso.

YPF concretó el miércoles un aumento en las naftas del 4,5% promedio. La semana pasada, Shell, Axion y Oil habían aumentado hasta 6 por ciento.

El combustible es un insumo clave en cualquier cadena de producción.

«No tuvo impacto en los precios»

Desde Davos, donde acompañó al presidente Mauricio Macri, el ministro de Producción, Francisco Cabrera, relativizó la incidencia de la devaluación en los precios. «No tuvo un impacto fuerte, sino que el dólar se movió en forma independiente», dijo a Clarín.

Para el Gobierno, la flotación libre del tipo de cambio genera una volatilidad que hace que se divorcie de los precios de la economía. «Tenemos tipo de cambio flotante, a veces se aprecia y otras se deprecia. Es absolutamente natural, normal. ¡Acostumbrémonos!», dijo el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, también desde el foro económico de Davos.

Sin embargo, el Banco Nación salió el jueves a ponerle techo a la divisa, al vender en el mercado mayorista para evitar que pase los 20 pesos en las ventanillas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seis − 5 =

CONTACTO: • Correo de producción: chacoenlineainforma@gmail.com • Diseño realizado por Chaco en línea informa