Inicio / DESTACADOS / ¿Cuáles son los requisitos para los retiros voluntarios en la administración pública?

¿Cuáles son los requisitos para los retiros voluntarios en la administración pública?

Compartir

Ya rige la posibilidad de acogerse al retiro voluntario para empleados de la administración pública. Los requisitos y contraprestación que recibirá el empleado público por acogerse a esta medida que busca recortar el plantel de empleados.

El retiro voluntario del empleo público

El retiro voluntario abarca a todos los ministerios del Poder Ejecutivo, y los organismos descentralizados e instituciones de la seguridad social que engloban tanto al PAMI y la Anses como a la AFIP, el Senasa, INTA e INTI. Rige tanto para  los empleados de planta permanente como para los contatados según ley 20744.

Están excluídos las Fuerzas Armadas en actividad y retirado que prestare servicios militares; las Fuerzas de Seguridad y Policiales en actividad y retirado que prestare servicios por convocatoria; la AFI, los que se desempeñen en cargo docente, profesional de la salud, en el Servicio Exterior de la Nación o personal científico técnico; los procesados o sumariados.

Para acceder al retiro voluntario, el empleado público debe cumplir estos requiisitos:

  1. a) Tener 65 o más años de edad y no contar con los años de servicio necesarios para obtener la jubilación ordinaria

o

  1. b) Tener entre 60 y 65 años de edad;

o

  1. c) Tener hasta 60 años de edad y acreditar una prestación de servicios de 2 o más años en Entidades y Jurisdicciones comprendidas en la administración Nacional, conformada por la Administración Central y los Organismos Descentralizados, comprendiendo en estos últimos a las Instituciones de Seguridad Social, empresas y Sociedades del Estado, Entes Públicos excluidos expresamente de la Administración Nacional, que abarca a cualquier organización estatal no empresarial, con autarquía financiera, personalidad jurídica y patrimonio propio, donde el Estado nacional tenga el control mayoritario, Fondos Fiduciarios integrados total o mayoritariamente con bienes y/o fondos del Estado nacional.

Una vez que el empleado público se haya acogido al régimen ya no podrá volver atrás, perderá su condición de agente y se firmará una suerte de acuerdo o transacción por el cual deja el cargo a condición de cobrar los beneficios.

Los empleados públicos que se acojan al retiro voluntario recibirán retribuciones de 24 a 36 cuotas mensuales equivalentes al sueldo neto y el beneficio de la obra social en ese lapso. Si el empleado (ahora retirado) se jubilara dentro de ese plazo, el plan se interrumpe porque ya cobra la jubilación.

Para los que tengan menos de 60 años de edad y más de dos años de trabajo, las cuotas serán del 70% del sueldo neto y crecientes según la antigüedad. La ventaja es que podrán reinsertarse en el sector privado y percibir un sueldo simultáneo al plan aunque a esa edad las chances son bajas.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve + 13 =

CONTACTO: • Correo de producción: chacoenlineainforma@gmail.com • Diseño realizado por Chaco en línea informa