Inicio / ACTUALIDAD / Congreso: El año legislativo arrancará el tratamiento del polémico megadecreto presidencial

Congreso: El año legislativo arrancará el tratamiento del polémico megadecreto presidencial

Compartir

 

Mauricio Macri aún no definió los ejes de la agenda parlamentaria que anunciará en la apertura de sesiones del 1º de marzo, pero su tropa en la Cámara de Diputados ya definió con qué temas arrancar los debates. Será con las tres leyes que servirán para blanquear el polémico megadecreto que la oposición amenazaba voltear.

 

Los proyectos ingresarán la semana próxima, bajo la firma de los jefes de bloque de la UCR, Mario Negri, y del PRO, Nicolás Massot, para evitar que el Poder Ejecutivo aparezca dando marcha atrás en su decisión de dictar un DNU mediante el que derogó 19 leyes y modificó 140 normas. En los textos trabajó también el lilito Fernando Sánchez, a quien el jefe de Gabinete, Marcos Peña, adoptó como virtual estratega parlamentario de la Rosada.

Fuentes del interbloque Cambiemos le aseguraron a Clarín que en las primeras semanas de marzo será citado un plenario de comisiones para tratar las iniciativas, con la presencia de los ministros de Transporte, Guillermo Dietrich; de Producción, Francisco Cabrera, y de Modernizaciónòn, Andrés Ibarra, a cargo de las áreas más involucradas en los asuntos que abordó el decreto ómnibus. Los más optimistas creen que los tres proyectos -o al menos alguno de ellos- podrían votarse antes de los feriados de Semana Santa con los que cierra marzo.

Los últimos detalles de la estrategia se afinarán en la reunión que los referentes legislativos del oficialismo mantendrán en la Jefatura de Gabinete el martes, para diseñar con la primera línea del Gobierno -podría pasar Mauricio Macri- los bosquejos del año parlamentario. El encuentro fue convocado a primera hora, para permitir que los representantes de la UCR tengan tiempo de bajar línea en la cumbre de sus bloques de diputados y senadores, que se realizará esa tarde en el hotel Savoy.

 

Las instrucciones oficiales para el demontaje del DNU de «desburocratización y simplificación de trámites» es que no pierda, en principio, ninguno de sus 192 artículos. Salvo que los aliados del peronismo se pongan tan duros que obliguen a resignar algunos.

Uno de los proyectos agrupará a los capítulos del área de infraestructura, que abarcan casi la mitad del articulado del DNU y que incluye la habilitación de los megacamiones con los que el Gobierno busca debilitar, en parte, el poder del gremio que lidera Hugo Moyano. Otro concentrará los del sector productivo, entre los que se encuentra la recreación de un fondo de garantías para facilitar el acceso al crédito de las pequeñas y medianas empresas.

El tercer proyecto abarcará los asuntos más específicos de la simplificación de trámites, pero al mismo tiempo contendrá los dos puntos más cuestionados por la oposición: la embargabilidad de las cuentas sueldo (la Ley de Contrato de Trabajo lo prohíbe) y la autorización a la ANSeS para operar en el mercado financiero a través del Fondo de Garantía de Sustentabilidad.

El megadecreto afectó disposiciones de ocho ministerios, además de la ANSeS, el Banco Central y la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE). Dio de baja a normas que estaban en desuso (sobre todo las vinculadas al Senasa) y modernizó otras, como el reconocimiento de los documentos electrónicos y los libros contables digitales.

En la Bicameral de Trámite Legislativo, el oficialismo consiguió dictamen favorable al DNU hace diez días, con el voto de su presidente, Luis Naidenoff. Fue el propio senador radical el que calmó las aguas de entrada anticipando el envío de las tres leyes. Ya el jefe del PJ en el Senado, Miguel Pichetto, había advertido en un paso previo por la Rosada que Cambiemos vaya a buscar los votos en Diputados si querían evitar que la oposición formara mayoría para derogar el decreto. Massot se puso en contacto con el salteño Pablo Kosiner, la contraparte de Pichetto en la Cámara baja, y avanzó en un acuerdo para fragmentarlo.

Mientras Diputados ya tiene agenda para empezar el año, en el Senado priorizan el reparto de comisiones. Pero se sabe que el oficialismo propondrá arrancar con el proyecto pendiente de financiamiento productivo, el nombre con el que se recicló la reforma del mercado de capitales.

Fuente: Clarín

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 + 17 =

CONTACTO: • Correo de producción: chacoenlineainforma@gmail.com • Diseño realizado por Chaco en línea informa