Inicio / ACTUALIDAD / Barranqueras y Puerto Vilelas: Filmarán una serie web, con apoyo del Incaa y la provincia

Barranqueras y Puerto Vilelas: Filmarán una serie web, con apoyo del Incaa y la provincia

Compartir

Yoni y Roly ganaron un subsidio del Incaa por dos millones de pesos para realizar la serie web llamada Pez Gordo. El rodaje empezaría en mayo de este año e implica trabajo calificado para más de sesenta personas, entre técnicos y actores. Barranqueras y Vilelas serán las ciudades donde se filmará. sta iniciativa cuentan con el apoyo del Instituto de Cultura del Chaco, a través del Departamento de Cine, Audiovisuales y Artes Digitales (Decaad) y del Departamento de Industrias Culturales. En esta ocasión conversamos con los cineastas Yoni Czombos y Roly Ruiz sobre esta nueva producción que es el primer proyecto chaqueño de ficción financiado por el Incaa y el aporte del Estado provincial.

 

Los cineastas, ya con gran trayectoria en la región, ahora se entusiasman y se avivan con esta historia. En esta ocasión nos juntamos por la tarde de un día cualquiera en el viejo Puerto de Barranqueras. Mientras charlábamos los cineastas hacían fotos de la futura locación para la serie.

 

Consultados sobre cómo surgió esta idea de Pez Gordo ellos se buscan por un momento, sonríen y reverberan mientras en su memoria llueven los detalles. “La historia surgió a raíz de un comentario que me hizo un amigo hace unos años. Un día habíamos ido al río a remar. En aquel momento circulaba la noticia de que había desaparecido un pescador y no se sabía nada de él”, explica uno de ellos como punta de lanza.

 

¿Qué tipo de historias les atrae contar?

 

YZ: No hay un tipo específico de historias que me atraigan, sí puedo decirte que van surgiendo ideas y planteos y, en base a eso, aparecen los personajes que, de alguna manera, le hacen bien a esa historia. O aparecen cuando la historia te pide involucrarlos o hacerlos surgir. Y en general, esas ideas y planteos son de contextos sociales que inciden en las decisiones que toman esos personajes. Por lo tanto, las historias con las que me gusta trabajar deben ser variadas y tener algunos de esos condimentos.

 

RR: No sé si lo hice tan conscientemente, pero ahora que llevo hecho varios trabajos y pienso en ello, me doy cuenta que trato de contar historias vinculadas a dos cosas: lo que nos rodea, lo que tenga que ver con nuestro paisaje natural y nuestra cultura, a lo rural, a lo indígena, a los pescadores, a nuestro Litoral; por eso hasta ahora nunca se me ocurrió contar una historia ligada a una montaña o a una mega ciudad; y la otra cosa que me atrae es contar historias de nuestra generación, historias contemporáneas, por eso Cruda tiene una relación importante con la lucha por la igualdad de género que, creo, involucra tanto a mujeres como a hombres, ya sea estén a favor o en contra.

 

¿Cómo surgió la idea de Pez gordo? ¿Hay elementos de la realidad que influyeron para hacer surgir la historia?

 

YZ: Inicialmente la idea surgió de Roly, con estos dos personajes que encuentran droga en el río mientras estaban pescando. Y desde ahí, empezamos a desarrollar juntos la idea, con diferentes personajes que fueron adquiriendo un poco más de carne a medida que fuimos pensando escenas, contextos y diálogos. Entre esos dos personajes fueron involucrándose con otros, y así la historia fue creciendo. Claramente hay elementos de la realidad que influyeron porque se secuestran muchos kilos de droga por parte de la Policía y la Gendarmería. Son noticias que se leen continuamente en la prensa diaria y, además, forma parte del imaginario colectivo. También de fondo está ese anhelo de que uno puede cambiar su propia vida, su suerte, a partir de un golpe de timón en esa suerte librada al azar. Y azar puede modificar tu vida en base a las decisiones que tomás.

 

RR: Al ser una serie policial vinculada al contrabando de droga, lo primero que se puede imaginar que está basada en los hechos que son de público conocimiento. Eso por un lado, pero también hay otros elementos. La historia surgió a raíz de un comentario que me hizo un amigo hace unos años. Un día habíamos ido al río a remar. En aquel momento circulaba la noticia de que había desaparecido un pescador y no se sabía nada de él. Este amigo me dijo que creía que ese hombre desapareció porque estuvo en el lugar equivocado en el momento equivocado. Vivimos en una zona de frontera donde el tráfico de cosas y gente es permanente, y aunque Pez gordo es una historia cargada de violencia, imaginamos que es diferente al ser entre unos pescadores y es muy distinta a cómo funciona en un ambiente con naturaleza, despoblado. También hay una fuerte cuestión moral en los personajes de qué hay que hacer, si están bien o mal ciertas decisiones en nuestras vidas. Con Yoni fuimos complejizando y enriqueciendo la historia, nos cerraba más como serie. Además somos fanáticos de ciertas series, siempre hablábamos de Braking Bar, The Wire y Black Mirror.

 

Los técnicos y actores de la serie, en su mayoría, serán locales ¿de qué manera este tipo de proyectos implican un aporte a la industria audiovisual local?

 

RR: Estamos convencidos que es un aporte al cine regional, ya que casi el 80 por ciento de los técnicos contratados serán de Chaco, como también lo serán los actores. Eso nos da la posibilidad de poder contar una historia desde nosotros y queremos que esa historia sea con la mejor calidad posible. Y también nos sirve para que nuestros funcionarios, encargados de las políticas culturales y educativas, visualicen que esto puede generar trabajo de calidad tanto para los que hacen sonido, cámara, arte, producción y logística, que son tareas profesionales dentro del cine. Al ser un subsidio nacional nos obliga a que los sueldos estén sujetos a los sueldos regulados por los aranceles nacionales, y eso también es una buena noticia para nuestro rubro. Por mi parte, ojalá que esto también sirva como puerta para que los distintos colegas se presenten a los concursos.

 

¿Qué implica que el gobierno provincial cubra un porcentaje para producciones de realizadores locales?

 

RR: Hay que pensar que este proyecto representa trabajo para el sector audiovisual, jerarquiza la profesión y eso implica cobrar lo que corresponde. Al ser un proyecto del INCAA, requiere que quienes presentan el proyecto cubran el veinte por ciento del presupuesto. En ese sentido, avanzamos con un protocolo firmado con el Instituto de Cultura, entre el DECAAD y el Departamento de Industrias Culturales, donde dejan constancia de aportar algo a ese veinte por ciento exigido por el INCAA. Este es un paso muy importante y una oportunidad también para que el gobierno provincial aporte recursos. Sabemos que el gobierno nacional de Mauricio Macri no acompaña este tipo de políticas culturales, y otras están en vías de desaparecer. En cambio a nivel regional, la creación del Instituto de Cine de Misiones para nosotros es, de alguna manera, una especie de faro. Están trabajando mucho, ganaron varios concursos y eso genera un movimiento económico interesante que nos muestra que acá en el Chaco se puede lograr eso. Tenemos la esperanza de que nuestra incipiente industria del cine local crezca, y eso necesita el acompañamiento del gobierno provincial. Para eso necesitamos leyes que favorezcan al cine local y también se requiere el compromiso de todos y todas los realizadores; sea quien sea el que haya generado el contenido, hay que apoyarlo y ayudar crecer. Hay que hacer, hay que filmar, hay que escribir guiones.

 

¿Cómo financiaron sus anteriores películas?

 

YZ: En mi caso fueron bastante diferentes. Con mi hermano comenzamos haciendo videos y pequeños documentales; luego empezaron a surgir financiamientos del INCAA y a la par seguimos haciendo producciones más independientes. En la última época sí me dediqué más a trabajar con financiamiento independiente. Personalmente creo que plegarse completamente a ser financiados por el Estado o por otras fuentes de gubernamentales nos limita mucho y nos atenemos muchas veces no a realizar y sí a cumplir con ese financiamiento. Me parece que está bueno que uno, cada tanto, pueda pensar de manera independiente una realización. Así fue como hicimos Cruda, que surgió también con Roly. Algo que no habíamos hecho nunca en cuanto al estilo y a forma: fue la primera vez que guionamos y dirigimos juntos. Cruda resultó ser una mezcla de video danza y cine arte.

 

RR: Puedo nombrar tres fuentes de financiamiento: mis primeros trabajos los financié con proyectos a través del INCAA sobre todo; luego auto financiamos algunos documentales; en el caso de Arroz con leche y Cruda, los hicimos con casi nada de plata, con lo justo. En el caso de las últimas producciones en las que trabajé, hicimos acuerdos con los actores para que sus participaciones sean un aporte cooperativo. Pero siempre fue una constante que tengamos que poner nuestros autos y nuestros equipos para filmar.

 

¿Qué tiene de particular filmar para un formato web?

 

YZ: Para esta ficción web estamos pensando en realizar un guión transmedia que involucre a tres o cuatro personajes de esta historia, donde tengan sus propias redes sociales y desde ahí puedan interactuar para enriquecer la narrativa. Antes de lanzar la ficción web, pensamos en crear esos personajes y que la gente los pueda seguir y que funcionará como un primer contacto con las historias individuales de cada uno. Y a la vez, a medida que vayamos subiendo los capítulos, se creen historias paralelas, o al menos se cree un contexto de cada personaje. Esperamos con esto tener un feedback interesante con el público.

 

Como espectadores y realizadores, ¿cómo sienten y viven la situación del cine local?

 

YZ: Estamos un poco atados a los vaivenes de los financiamientos nacionales en el caso de las realizaciones más grandes, y si no al voluntarismo increíble que tienen algunos realizadores para llevar adelante producciones grandes y pequeñas, con gente que pone sus horas, sus ganas, con actores que, muchas veces sin cobrar, le ponen el cuerpo. En ese sentido hay un voluntarismo muy fuerte. Está bueno que hagamos ese camino que, creo, nos faltó inicialmente, y consiste en hacer, con voluntad, realizaciones propias más allá de los financiamientos. Siempre está bueno como ejercicio de imaginación tener que pensar cómo narrar en pocas semanas y finalizar un largometraje, o cómo achicar la cantidad de personajes. Creo que da mucho pie a la imaginación y ayuda a pensar en narrativas más pequeñas con la fuerza de nuestra identidad y nuestras historias.

 

RR: Me parece que el cine local va a tener un crecimiento en estos años. La razón más importante para esto es que hay una carrera vinculada al cine y eso, necesariamente va a generar profesionales con mejor formación que la que tuvimos nosotros cuando fuimos estudiantes; habrá gente mejor organizada, porque uno va haciendo su camino, viendo en qué rama quiere especializarse y va haciendo sus contactos con distintas productoras. A su vez, creo que este crecimiento va a empujar a nivel local distintas políticas del sector. En cuanto al gobierno nacional, en el INCAA hubo una crisis importante que viene de hace unos años (recordemos que se autofinancia en su mayoría). El cine nacional sin esos fondos no existiría y por eso está en crisis constante; a eso se le suman las políticas que no acompañan.

 

YZ: Yo, por otra parte, no puede pensar en un cine local porque siempre que pienso, me viene a la mente el cine de la región. Los realizadores de esta región estamos muy ligados, nacimos juntos o fuimos conformando y pensando juntos narraciones en paralelo. Si bien tenemos miradas diferente, pienso que hay un crecimiento determinado en nuestra región, y siento que cada vez más que hay algo de nuestras miradas en lo que hacemos. También el cine de Paraguay es un ejemplo de esto porque tiene muchas de nuestras narrativas, de nuestros tonos y ritmos. Como espectador voy disfrutando, cada vez más, esas nuevas producciones de amigos y conocidos. Además, siento que hay un crecimiento en las ficciones y eso ayuda y motiva a crear nuevos relatos y a explorar otros géneros, no sólo de cine documental.

 

 

Fuente: Diario Norte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × tres =

CONTACTO: • Correo de producción: chacoenlineainforma@gmail.com • Diseño realizado por Chaco en línea informa