Inicio / #ÚLTIMOMOMENTO / «Amazonia, nuevos caminos eclesiales», por Raúl Coronel

«Amazonia, nuevos caminos eclesiales», por Raúl Coronel

Compartir

De la Conversión Sinodal. En el capítulo final anuncia nuevos caminos eclesiales, fortalecer una cultura de diálogo, de escucha recíproca, de discernimiento espiritual, de consenso y comunión para encontrar espacios y modos de decisión conjunta y responder a los desafíos pastorales. Así se fomentará la corresponsabilidad en la vida de la Iglesia con espíritu de servicio. Urge caminar para superar el clericalismo y las imposiciones arbitrarias. No se puede ser Iglesia sin reconocer un efectivo ejercicio del sensus fidei -el sentido de la fe en el alma del creyente-.

Sinodalidad misionera de todo el Pueblo de Dios. Sínodo indica el camino que recorren juntos los miembros del pueblo de Dios, remite al Señor Jesús, camino, verdad y la vida; y al hecho de que los cristianos, sus seguidores, fueron llamados los discípulos del camino. Ser sinodales en la corresponsabilidad y participación de todo el pueblo de Dios en la vida y en la misión de la Iglesia y avanzar en armonía bajo el impulso del Espíritu Santo en las pequeñas comunidades, parroquias, diócesis, vicariatos y en toda la región Amazónica.

Dr. Raúl Osvaldo Coronel
Abogado Mat.764 STJ Chaco
Especialista en Evaluaciones Ambientales

Las formas de la sinodalidad pueden ser variadas, prestando especial atención a la participación efectiva de los laicos en el discernimiento y en la toma de decisiones, potenciando la participación de las mujeres. Ante la realidad que sufren las mujeres víctimas de violencia física, moral y religiosa, incluso el feminicidio, la Iglesia se posiciona en defensa de sus derechos y las reconoce como protagonistas y guardianes de la creación y de la casa común.

Es urgente que se promuevan y se confieran ministerios para hombres y mujeres de forma equitativa. Ampliar los espacios para una presencia femenina más incisiva en la Iglesia, no reduzcamos el compromiso de las mujeres en la Iglesia, sino que promovamos su participación activa en la comunidad eclesial. Si la Iglesia pierde a las mujeres en su total y real dimensión, la Iglesia se expone a la esterilidad. SS Francisco.

El Obispo pueda confiar, por mandato de tiempo determinado, ante la ausencia de sacerdotes en las comunidades, el ejercicio de la cura pastoral de la misma, a una persona no investida del carácter sacerdotal, que sea miembro de la comunidad, en cargo rotativo. Queda siempre el sacerdote, con la potestad y facultad del párroco, como responsable de la comunidad.

Resultado de imagen para Amazonia, nuevos caminos eclesiales

Apostar por una vida consagrada con identidad amazónica, que como vocación es el llamado especial de Dios para favorecer su misión salvífica y proclamar la Buena Nueva a los pueblos indígenas, a los más vulnerables y a los más alejados. Es urgente la promoción, formación y apoyo a los diáconos permanentes, las necesidades pastorales de las comunidades cristianas amazónicas nos llevan a una comprensión más amplia del diaconado, servicio que existe desde el inicio de la Iglesia, y restaurado por el Concilio Vaticano II.

Ofrecer a los futuros presbíteros de las iglesias en la Amazonía una formación con rostro amazónico, inserta y adaptada en la realidad. Incluir en los contenidos académicos disciplinas que aborden la ecología integral, la eco teología, la teología de la creación, las teologías indias, la espiritualidad ecológica, la histórica de la Iglesia en la Amazonía, la antropología cultural amazónica, etc.

Muchas de las comunidades tienen enormes dificultades para acceder a la Eucaristía, en ocasiones pasan meses incluso varios años, antes de que un sacerdote pueda regresar para celebrarla. Proponemos -Lumen Gentium 26- ordenar sacerdotes a hombres idóneos y reconocidos de la comunidad, que tengan un diaconado permanente y fecundo y reciban una formación adecuada para el presbiterado, pudiendo tener familia legítimamente constituida y estable, para sostener la vida de la comunidad cristiana mediante la predicación de la Palabra y la celebración de los Sacramentos en las zonas más remotas de la región amazónica.

Resultado de imagen para Amazonia, nuevos caminos eclesiales

Proponemos sea establecida una Universidad Católica Amazónica basada en la investigación interdisciplinaria, en la inculturación y en el diálogo intercultural; que la teología inculturada incluya la formación conjunta para ministerios laicales y formación de sacerdotes, basada principalmente en la Sagrada Escritura. Las investigación, educación y extensión deben incluir programas de estudios ambientales, conocimiento teórico ambientado con la sabiduría de los pueblos que viven en la región amazónica, etc.

“Concluimos bajo el amparo de María, Madre de la Amazonía, venerada con diversas advocaciones en toda la región. Con su intercesión, pedimos que este Sínodo sea una expresión concreta de la sinodalidad, para que la vida plena que Jesús vino a traer al mundo llegue a todos, especialmente a los pobres, y contribuya al cuidado de la casa común. Que María, Madre de la Amazonía, acompañe nuestro caminar; a San José, custodio fiel de María y de su hijo Jesús, le consagramos nuestra presencia eclesial en la Amazonía, Iglesia con rostro amazónico y en salida misionera”.

Nota. Una apretada síntesis final del documento Sinodal. La Amazonia se sumerge en dolor, violencia y una crisis socio-ambiental por apropiación y privatización de bienes de la naturaleza y el agua, concesiones madereras legales e ilegales, caza y pesca predatorias, megaproyectos no sostenibles: hidroeléctricas, concesiones forestales, talas masivas, monocultivos, carreteras, hidrovías, ferrocarriles, mineros y petroleros, de la industria extractiva y basura, sumado los riesgos del cambio climático. Para el cuidado de la casa común, del Pueblo de Dios, donde habitan más de 33 millones de personas donde 2,5 millones son indígenas.

Dejanos tu comentario

CONTACTO: • Correo de producción: chacoenlineainforma@gmail.com • Diseño realizado por Chaco en línea informa