Inicio / ACTUALIDAD / «Algunos conceptos previos», por Raúl Osvaldo

«Algunos conceptos previos», por Raúl Osvaldo

Compartir

Dr. Raúl Osvaldo Coronel
Abogado Mat.764 STJ Chaco
Especialista en Evaluaciones Ambientales

Porque tantos indios en el gran Chaco: Al año de la ocupación 1492 España venía de 800 años de guerra contra los moros, no tenía una empresa colonizadora, tenía solo soldados para emprender la ocupación. Cuando esa máquina militar irrumpió vorazmente en América, las naciones indias se asilaron en el Chaco, como refugio de su libertad, en una fortaleza y un Paraíso Terrenal.

Teatro de la miseria- Paraíso Terrenal: Los españoles que se aventuraron a ingresar al Chaco lo calificaron “teatro de la miseria”, donde abundan las fieras, las serpientes, con suelos inundados o secos, impenetrables por su vegetación. Para nuestros indios “un Paraíso Terrenal”, les sirvió de fortaleza para esconderse de los españoles, tanto los bosques como los ríos y pantanos fueron una fortaleza, que a su vez les daba alimentos. La vegetación exuberante y enmarañada fue excelente refugio, se esfumaban a la vista de los españoles en los montes o en el agua, que cobardemente no se animaron a seguirlos.

Chaco, donde viven muchas naciones indias: Para aclarar el concepto. Juan de Baños fue un encomendero español del pueblo de Yala Jujuy al año 1586. Se molestaba mucho por el abandono constante que le hacían los indios, los indagó a su regreso y le dijeron que se ausentaban al Chaco para comerciar con sus amigos en una gran provincia donde viven una infinidad de indios. El Padre Pedro Lozano SJ año 1733 dice que Chaco es la región desde donde se pone el sol hasta el Río de la Plata, el nombre indica muchas naciones indias que viven en esta región, y Chacú a la muchedumbre de animales cazados y juntados, que los españoles dijeron Chaco.

Dos conceptos para definir Chaco: Padre Martín Dobrizhoffer fue cura de nuestra Parroquia San Fernando Rey al año 1760, dice que la región del Chaco se llama así por Chacú del quechua lengua del Perú, que indica un montón de fieras muertas en la caza y colocadas en un mismo lugar, provincia que es también asilo y refugio de muchas naciones indias por la que le han dado el nombre de Chaco. O sea, lo que comúnmente le decimos la “juntada” es lo que define el significado de Chaco. Los músicos de costumbre hablan de la juntada.

El mura: La reproducción artística más fiel del cúmulo de animales para la caza Chacú-Chaco, se encuentra en el frente del Centro Cultural Leopoldo Marechal de esta ciudad. La realizó junto con otros artistas, el mocoví Francisco Ferrer “Targuet” (árbol de Itín o carandá de madera dura). El Padre Lozano dijo además, que el Chaco pasó a ser una extendida provincia desde el río Salado y el Paraná en Santa Fe, la costa occidental del Paraguay por muchas leguas al norte y al poniente. Se lo llamó además Gran Chaco Gualamba que en la práctica comprende al Chaco Meridional, Central y Austral (en este último estamos nosotros).

Chaco Gualamba: El Padre Alonso de Barzana SJ (1530-1597) vino de Esteco en el año 1593, sus ruinas se ubican actual Provincia de Salta cerca de Taco Pozo Chaco y dio la palabra a los abipones posiblemente en Barranqueras o Antequera. Cuenta Barzana que los Wichí (matacos) les decían Huanjloi o Gualang -ñandú- a los Qom-tobas, apodo en relaciona con juries o suris que en quechua significa ñandú, o sea personas como los ñandúes ligeras al andar. Los españoles dijeron Gualachos (de Gualang ñandú) a todas las poblaciones que habitaban delante de Santa Fe. Chaco Gualamba significa entonces región habitada por los Gualang o gualachos que son los Abipones, Qom tobas, Mocovíes y otros Guaicurúes.

Conocedores y váquenos del terreno: Los aborígenes conocían perfectamente el territorio, sus ciclos biológicos, sus paisajes y límites naturales, clave para su autonomía y libertad. La vegetación exuberante y enmarañada fue un excelente refugio al igual que los bañados o esteros. Cuando pidieron pueblos para sus reducciones indicaban estos lugares para asentarse, una vez que estuvieron cansados y enfermos de tantas guerras contra los españoles. Algo inadmisible para mí, toda vez que el territorio les perteneció siempre.

Al lado del monte o del río, entre lagunas y esteros: Esta ciudad se asentó en los cimientos de la Reducción para Abipones Jaaukanigás San Fernando del Río Negro fundada año 1750, lugar que eligieron unos meses antes para fundarla, cuya biodiversidad todavía nos contiene, basta con mirar alrededor para comprender la generosidad de la flora, la fauna del territorio. Cinco años llevó la gestión para fundar San Jerónimo del Rey, actual Reconquista SF, también para Jaaukanigás, año 1749. La demora obedeció a que el Gobernador Múgica se oponía al lugar elegido por los indios, aunque después lo aceptó.

Las toponimias indias:  Más adelante hablare de los guaraníes y él porque de señalizar lugares con nombres en guaraní. Añatuya en Santiago del Estero: añá: diablo, tuyá: malo; diablo malo. En Buenos Aires Pehuajó: pantanoso; San Clemente del Tuyú (Tujú) significa San Clemente del “barro”; en el Chaco: Colonia Cabañaró cerca de Tres Isletas: avispa mala. Lugares en qom-toba: Avia Teray -aviac teray- monte alto, Machagay: por donde pasa la gente; Charadai: Chagaray empachado. Laguna Hiuralec: despejado o estero Chajá: El mismo “toba”, del guaraní tobá, persona de cara grande “carón”.

Dueños del Chaco y de América y perseguidos: Nuestros pueblos nativos del Gualamba- han sido buenos, mansos, tímidos y apocados a lo largo de cinco siglos de persecución, sin el alivio de una victoria. Cazados como fieras, excluidos y sin derecho a radicarse en algún lugar. Los seudos ilustres de origen desconocido sin ancestros, que dicen “hicieron Chaco”, les piden virtudes de las que carecen, son si la “civilización” de la barbarie, tortura y explotación. Han pasado más de cinco siglos y el maltrato al aborigen se ha hecho presente en los diversos emprendimientos de extraños para ocupar esta parte del territorio. Aún subsiste.

Somos los menos, pero con cultura propia: También escuché decir por ahí, que los chaqueños son nuevos, entiéndase los que habitan actualmente pueblos de esta provincia, que buscan identidad y que falta transitar el tiempo y espacio suficiente para conseguirla, ellos sí. Pero nosotros no, los menos tenemos idioma, costumbres, música, mitos y leyendas que conforman una propia identidad, una gigante cosmovisión que estuvo hecha desde antes, desde siempre. Somos de acá y mis hermanos los indios de allaaaa (así hablamos), somos de la “juntada”, chaqueños y americanos de origen “preexistentes, con identidad étnica y cultural”, no vinimos en barcos.

Dejanos tu comentario

CONTACTO: • Correo de producción: chacoenlineainforma@gmail.com • Diseño realizado por Chaco en línea informa