Inicio / ECONOMÍA / A Sturzenegger le cuesta cada vez más caro tener al dólar bajo control: tuvo que vender u$s413 millones para dejarlo en su nivel

A Sturzenegger le cuesta cada vez más caro tener al dólar bajo control: tuvo que vender u$s413 millones para dejarlo en su nivel

Compartir

Fue la presencia oficial más elevada en las últimas dos semanas, desde que empezó a intervenir. La cotización del billete minorista cerró a $20,53 promedio, ocho centavos por debajo de la previa. El mayorista retrocedió a $20,19 y el volumen negociado se incrementó 50%.

 

La «puja» entre la City y el Banco Central no cesa, en un marco en el que la oferta de divisas es baja y la demanda de bancos, empresas e importadores fue 50% mayor en el último día de la semana.

 

Esta lucha de Federico Sturzenegger por mantener el dólar mayorista en torno a los $20,20 le llevó desembolsar, desde que empezó a participar en la plaza en las últimas dos semanas, unos u$s935 millones. De hecho, en ese lapso, pese a todos los billetes volcados, sólo descendió diez centavos su precio.

 

Es que el mercado concluyó la semana con una nueva intervención de la entidad oficial, en la que vendió u$s413 millones. La cifra más elevada volcada en los últimos 15 días, con el objetivo de detener una clara tendencia alcista, en una jornada en que la demanda de divisas fue una de las más grandes del mes.

 

El volumen total negociado creció este viernes un 50% respecto a la previa hasta los u$s1.091 millones.

 

De esta manera, el BCRA salió a contener la suba en el segmento mayorista, que tras cerrar el jueves a $20,35 para la venta, en las primeras anotaciones de la rueda la cotización se elevó hasta los $20,39 como techo.

 

Con su postura, la autoridad monetaria logró un descenso de 16 centavos hasta los $20,19, y en toda la semana retrocedió seis centavos.

 

Debido a los últimos movimientos alcistas del billete estadounidense, y que en los últimos tres días el BCRA no intervino, desde la City se esperaba una inminente participación del organismo conducido por Federico Sturzenegger.

 

«Fuerte y agresiva intervención del Banco Central derrumbó la cotización del dólar mayorista desde máximos en $20,39» hasta el valor de cierre, dijo el operador  Gustavo Quintana, operador de PR Corredores de Cambio.

 

Lo cierto es que en el último tiempo es elevada la demanda de dólares por parte de bancos y empresas privadas para coberturas y pago de importaciones, mientras que la oferta está retraída. Sobre todo, preocupa la proyección de menor cantidad de divisas que se liquidarán por el notorio recorte en las previsiones de la cosecha de la soja, ante la sequía más grave de los últimos 40 años.

 

«Se evidencia una falta de oferta divisas, teniendo en cuenta que la exportación cerealera sólo vende un promedio de u$s60 millones diarios», puntualiza Fernando Izzo, operador de ABC Cambios.

 

Cabe recordar que la última vez que intervino el BCRA en el mercado fue el pasado lunes con u$s137 millones, que se sumaron a los u$s386 millones que volcó la semana previa. Aunque este viernes «rompió» todos los pronósticos al volcar u$s413 millones, el monto más elevado comercializado en una rueda desde antes de las PASO, llevadas a cabo a mediados de agosto del año pasado.

 

El martes pasado, la entidad conducida por Sturzenegger comunicó que «decidió intervenir para sostener el valor de la moneda, en la convicción de que, en las condiciones actuales, una depreciación mayor a la ya ocurrida no estaría justificada ni por impactos económicos reales ni por el curso planeado de su política monetaria y que, de no evitarse, tendría el potencial de ralentizar el proceso de desinflación».

 

En resumen, para el BCRA el tipo de cambio ya tocó su precio ideal para este momento de la economía, y que un mayor valor podría trasladarse peligrosamente a los precios.

 

A la vez acotó que «ratifica su esquema de flotación cambiaria con intervenciones ocasionales, como complemento de su política monetaria, ante dinámicas disruptivas capaces de alterar la marcha de la inflación o de generar efectos negativos en las condiciones financieras».

 

Esta última frase oficial indica que el Central seguirá vendiendo dólares en el mercado es lo que dejó en claro a la City respecto a que desde el Gobierno se concentrará a fijar una banda en la que puede moverse el precio del dólar.

 

 

En el rubro minorista, en tanto, el precio ofrecido este viernes por las casas de cambio y bancos del microcentro porteño cayó unos ocho centavos hasta los $20,53 promedio, tras elevarse inicialmente cinco centavos hasta los $20,66 para la punta vendedora, según el habitual relevamiento de la autoridad monetaria en el microcentro porteño.

 

Cabe apuntar que el Banco Nación se sumó a esta corrección, ya que su cotización al público retrocedió cinco centavos hasta los $19,95 para la compra y $20,45 para la venta.

 

El precio máximo ofrecido por algunas entidades se mantuvo en $20,65, como fue el caso del Galicia y del ICBC.

 

Finalmente, en el segmento marginal, el precio del blue avanzó hasta un nuevo recórd máximo histórico de $20,89 para la venta, lo que representa una suba de cuatro cnetavos respecto al valor previo, y una brecha respecto al promedio minorista oficial de 36 centavos, o 1,7 por ciento.

 

Por el lado de la plaza secundaria de Lebac se operaron al plazo de 5 días a 26,10% y la de 180 días al 25,40% anual, en un ámbito en la que se operó un volumen total equivalente en pesos de u$s460 millones.

 

En el mercado de futuros del dólar del Rofex se operaron u$s642 millones, de los cuales el 30% se negoció para fin de mes a $20,38, con una tasa implícita del 21,1% anual, mientras que en el resto de los plazos operaron con bajas promedio de doce centavos, acompañando baja del spot.

 

El período más extenso pactado fue diciembre a $23,97, lo que está marcando para los inversores que están convalidando un valor con una devaluación implícita para el 2018 de 28%, casi el doble que la meta de inflación del Banco Central (15%), y muy por encima del alza de precios estimada por el mercado (20%) y de las tasas en pesos que pagan las Lebac, apenas por encima del 26%.

 

Para el economista Miguel Angel Broda, el tipo de cambio «va a moverse al ritmo de la tasa de inflación», para acotar que, «sin duda, estamos mejor en ese aspecto, porque veníamos de un proceso de apreciación. Pero mi impresión es que en el largo plazo Argentina deberá tener un peso menos apreciado que el que tiene hoy».

 

 

Fuente: IProfesional

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 5 =

CONTACTO: • Correo de producción: chacoenlineainforma@gmail.com • Diseño realizado por Chaco en línea informa