Inicio / #ÚLTIMASNOTICIAS / 26 de julio: a 69 años del paso a la inmortalidad de Eva Perón

26 de julio: a 69 años del paso a la inmortalidad de Eva Perón

Compartir

Este 26 de julio se cumplen 69 años del fallecimiento de María Eva Duarte de Perón “Evita”, ocurrido en 1952 a los 33 años de edad a causa de un cáncer de útero.

Fue «la abanderada de los humildes» , «la jefa espiritual de la Nación» . Querida y hasta idolatrada por las clases trabajadoras. Precursora de la lucha por la igualdad entre hombres y mujeres fue primera dama de argentina entre 1946 y 1952.

Nació el 7 de mayo de 1919 en Los Toldos, provincia de Buenos Aires. Mujer del presidente de Argentina Juan Domingo Perón, Evita conoció al mandatario en 1944, cuanto ella tenía 24 años y Perón 48, se casó al año siguiente y lo acompañó en su ascenso al poder.

Se convirtió en el rostro humano del régimen y en el enlace del presidente con las organizaciones obreras, principalmente la Confederación General del Trabajo (CGT).

Su particular preocupación por la situación de la mujer la llevó a fundar en 1949 el Partido Peronista Femenino y a promover desde él medidas orientadas a una mejor integración de la mujer en el mercado laboral, también impulsó el voto femenino y la igualdad de la mujer y creó la Fundación Eva Perón al frente de la cual realizó obras de carácter social abocada a los sectores más débiles y carenciados.

Murió el 26 de julio de 1952, luego de una larga agonía. Su fallecimiento generó un duelo nacional. Días y días de desfile incesante ante sus restos que serían embalsamados para permitir la perpetuación del culto de “Santa Evita”, la “Abanderada de los humildes”, la “Jefa espiritual de la Nación”.

Recibió honores oficiales siendo velada en el Congreso de la Nación y en la Central General del Trabajo (CGT), con un reconocimiento multitudinario. Su cuerpo fue embalsamado y ubicado en la CGT. La dictadura cívico-militar Revolución Libertadora secuestró su cadáver en 1955, ocultándolo por más de quince años.

Escribió dos libros, La razón de mi vida (1951) y Mi mensaje (1952). Una de sus frases célebres recoge el amor que sentía por las clases menos favorecidas: “Aparento vivir en un sopor permanente para que supongan que ignoro el final… Es mi fin en este mundo y en mi patria, pero no en la memoria de los míos. Ellos siempre me tendrán presente, por la simple razón de que siempre habrá injusticias y regresarán a mi recuerdo todos los tristes desamparados de esta querida tierra”.

Sus restos descansan en el antiguo y turístico Cementerio de la Recoleta de Buenos Aires.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 5 =

CONTACTO: • Correo de producción: chacoenlineainforma@gmail.com • Diseño realizado por Chaco en línea informa