Inicio / CAMPO / Semillas: Chaco también marca presencia en un fuerte debate nacional que se viene

Semillas: Chaco también marca presencia en un fuerte debate nacional que se viene

El debate nacional por la nueva ley de semillas, comienza a tener luz propia a partir de la apertura dada a la participación de diferentes sectores de la vida productiva.

 

 

En el Chaco, NORTE avanza en una serie de consultas con técnicos y entidades del campo a fin de establecer las posturas al respecto. Así, en esta edición, Pablo Vaquero, presidente del directorio del único semillero de algodón de la Argentina –Gensus- que tiene su planta de laboratorio en Avia Terai, ponderó la necesidad de un debate amplio, y a la par estableció que abre el camino para que el directorio del Instituto de Semilla esté integrado por representantes de las entidades del campo y del sector privado.

A la par, el técnico en producción primaria y consultor Mariano González, consideró que el valor de la semilla y la necesidad también de reconocer la propiedad intelectual de la semilla, con una fuerte apuesta al acceso que pueda tener el segmento de pequeños productores al uso de la simiente para uso dentro de la agricultura familiar.

 

DISTINTOS ENFOQUES

Hay distintos enfoques y en es necesario establecer que aún no hay un debate profundo, sectorizado, porque cada cultivo, como es el caso del algodón, juega roles diferentes a la semilla para otros cultivos. Así, cada segmento necesita una discusión de ideas, y los señores legisladores ni tampoco el gobierno nacional deben priorizar el valor de la semilla y no que este proyecto sea la moneda de cambio en términos políticos, de cara a un 2019 plenamente electoral. A la par, es interesante determinar la representatividad real de algunas entidades que estuvieron o están vinculadas al campo, para que el productor pueda tener participación a través de sus representantes genuinos en un tema que va más allá del 2019 donde vuelven a elegirse presidente, gobernadores y legisladores. La idea es, entonces, establecer algunas opiniones sobre este tema, para ir introduciéndonos en este tema como es la ley de semillas.

 

Vaquero: “Es hora de cambiar una ley de más de 45 años”

En diálogo con NORTE, el directivo de Gensus Pablo Vaquero comentó que a su juicio, es necesario que exista una modificación o una nueva ley de semillas, entendiendo que la ley 20247 es del año 1973 y muchas cosas pasaron a lo largo de los años no solo en la mejora del germoplasma sino que también en la incorporación de elementos biotecnológicos patentados, que de alguna manera generan nuevas reglas en lo que refiere a comercialización de semillas.

 

Vaquero Gensus en NORTE.jpg
Pablo Vaquero dijo a NORTE que Argentina puede estar a la altura de Brasil si se modifica la ley de semillas.

 

Por otro lado –indicó– en aquellos tiempos se sembraban más híbridos que especies autónomas como soja, trigo o algodón, lo que hace que sean dos mundos diferentes. En cuanto en a la ley en sí, es importante que haya clarificación en algunos puntos como el pago de tecnologías en la semilla una sola vez.

Además, Vaquero considera que es necesario que existan los acuerdos privados que permitan trabajar sobre producciones específicas- como contratos de cebada cervecera- esto es importante ya que en algún momento se habló de que la ley sea de orden público lo que generaría la imposibilidad de generar contratos privados, lo que aseguran sería un grave error para el crecimiento del agro en general.

Otro punto es la definición de qué es el uso propio gratuito, en el proyecto que se está trabajando en el Ministerio refiere que debe haber excepción para los productores de agricultura familiar y pueblos originarios. En el caso de algodón en el año 2008 se acordó la ORL (opción de renovación de licencia) que de alguna manera es un reconocimiento por parte del productor a la semilla que se guarda.

En tanto que otros de los puntos que trata el proyecto de ley es la formalización del directorio del INASE, algo sumamente importante teniendo en cuenta que actualmente el directorio no está conformado y está bajo la responsabilidad del presidente y su equipo todas las decisiones. La conformación de un directorio con la incorporación del sector privado, agricultores agremiados en las entidades e industrias semilleras podrán tener participación más activa en todo lo que refiere a industria semillera.

 

SOJA, TRIGO Y ALGODON

Ahora bien, lo que Vaquero considera que se debe acordar son los procesos de control sobre los cuales se va a auditar para que todo funcione, sobre todo en el caso de soja, trigo y algodón; como en el caso de algodón que se logró a través de las deslintadoras para que exista un proceso ordenado y eso permitió pasar de un 12 a 60% de formalización y eso requiere una participación activa de parte de los deslintadores y los productores.

“En definitiva sobre eso tenemos que seguir trabajando, es lo que permitirá incorporar nueva tecnología al país para estar a la altura de Brasil en cuanto a productividad y rendimiento en fibra. La ley que se está intentando aprobar es bastante acotada, bastante lógica en lo que se puede negociar con todos los actores y debería promulgarse rápidamente. En cuanto al sistema de control hay que trabajar fuertemente para que todo lo que está plasmado en la ley se cumpla en el campo para darle tranquilidad a las empresas que quieran invertir”, manifestó.

 

Gonzalez: “Es necesario para ser competitivos”

El ingeniero en producción primaria y asesor productivo Mariano Gonzalez, consideró ante la consulta de NORTE que “debe ser un debate amplio, donde nadie quede afuera, porque es una cuestión clave para la producción primaria y lo que tenemos que entender que esta nueva ley debe ser de sumo interés para los todos los productores sean chicos o grandes”, indicó.

 

Mariano Gonzalez ing.jpg
Mariano González, productor y asesor técnico en producción primaria sostiene que debe darse un debate amplio donde todos los sectores puedan participar.

 

“Para poder entrar nuevamente en la competitividad tenemos que mirar lejos y tenemos que abrir las ventanas a las nuevas tecnologías que puedan ofrecer las empresas, para eso necesitamos ponernos en diálogo y consenso con todos los productores, los acopiares y multiplicadores para poder seguir adelante”, manifestó.

A la par, Mariano Gonzalez estableció que si seguimos sin reconocer propiedades intelectuales, más precisamente algodón no vamos a ser exitosos en el corto, en el mediano ni a largo plazo. Básicamente –añadió– es una cuestión de ordenarnos para poder de alguna manera empezar a reconocer todo lo que se hace bien por el campo y lo que se logra a través del tiempo con la biotecnología y genética adaptada, es la única forma en que vamos a lograr algo, vamos a poder salir del pozo en que estamos y podremos ser competentes con los países que se educaron con nosotros y hoy nos pasaron por arriba, reflexionó.

 

Norte

 

 

Dejanos tu comentario

CONTACTO: • Correo: [email protected] • Celular: 3624546221 Diseño realizado por Chaco en línea informa