Inicio / INTERÉS GENERAL / Salud: ¿Es posible que las redes sociales contribuyan a aumentar la tasa de suicidios?

Salud: ¿Es posible que las redes sociales contribuyan a aumentar la tasa de suicidios?

Actualmente, se trata de un problema grave entre los adolescentes y los jóvenes adultos, ya que hay alrededor de 800 mil casos cada año

 

En la actualidad, el suicidio tiene una incidencia de 800.000 casos cada año, lo cual lo convierte en la segunda causa de muerte en personas de entre 15 y 29 años. Los grupos de mayor riesgo, según explican los especialistas, son aquellos que se sienten solos, aislados e incluso abrumados por sus problemas y, además, tienen la capacidad o los medios para lastimarse letalmente. Además, por supuesto, de quienes ya han tenido antecedentes de intentos de suicidio, que constituyen naturalmente un grupo de riesgo.

 

Teniendo en cuenta la creciente incidencia del suicidio, se ha convertido en un problema de salud pública a nivel mundial, aunque en algunos países es más grave que en otros. En todo el mundo se han comenzado a tomarse medidas de prevención para esta situación. Así, se busca disminuir las chances de que las tasas sigan creciendo. Hasta el momento, el suicidio se puede combatir a través de la concientización y la educación de las personas, puntualmente respecto de los grupos de riesgo y de cómo identificar a un potencial suicida.

 

Al mismo tiempo, especialistas en el área han estudiado cuáles son las variables que más influyen en el crecimiento de la incidencia del suicidio de adolescentes y jóvenes adultos. Indagar en las causas directas e indirectas hará posible encontrar dónde se encuentra el problema para la persona que decidió quitarse la vida. A su vez, extendido a investigaciones de mayor envergadura, este criterio podría ayudar a conocer las causas más relacionadas a los suicidios, uno de los pilares para la prevención.

 

Es por eso que un grupo de médicos del Departamento de Emergentología de la Universidad George Washington, en Estados Unidos, focalizaron su trabajo en indagar cuál puede ser la influencia de las redes sociales en la incidencia de las tasas de suicidio.

 

A través del uso de dos plataformas de búsqueda de palabras usadas en internet -PubMed y MEDLINE-, los investigadores buscaron literatura médica relacionada a algunos términos puntuales. Redes sociales, suicidio, Facebook, Twitter, MySpace, Snapchat, ética, medios digitales y blog y foros fueron las palabras en las que se basó la averiguación.

 

Un total de 31 artículos anteriormente publicados fueron incluidos como bibliografía de análisis, todos ellos centrados en el riesgo de suicidio de adolescentes y adultos jóvenes. De cada uno de ellos se seleccionó la misma información: tamaño de la muestra y diseño del estudio, de modo tal que se juntaron los mismos criterios y datos. En todos ellos había una premisa compartida: a pesar de compartir sus sentimientos negativos -muchos con tendencias suicidas- con el público en plataformas de redes sociales como Facebook y Twitter; por eso, el acceso de los médicos a las redes sociales de un paciente podría ayudar a detectarlas identificar ideas y / o actos suicidas.

 

Los especialistas tenían una premisa, a partir de la cual decidieron dar el puntapié inicial para su investigación. Según las búsquedas que realizaron antes de comenzar, determinaron después del suicidio de una celebridad o de una persona conocida públicamente, la incidencia del suicidio en la población general solamente se incrementaba si había mucho movimiento del tema en Twitter. Por el contrario, todos aquellos suicidios que no tenían repercusión en las redes sociales tenían un impacto casi nulo en las tasas de la población general.

 

Según las conclusiones de la investigación, el acceso a las redes sociales de un paciente podría ayudar a los especialistas a tener una perspectiva de la salud mental de la persona. Así, sería posible identificar a quienes son más propensos a cometer un suicidio. Sin embargo, cuestiones éticas y de privacidad se interponen ante este método de recopilación de información y hacen que su aplicación sea algo controversial.

 

Es por eso que los especialistas a cargo del estudio señalan la importancia de futuras investigaciones relacionadas a indagar de qué forma se podría acceder a las influencias que los pacientes reciben a través de las redes sociales sin violar la privacidad y con el único objetivo de conocer su salud mental.

 

Iprofesional.

Dejanos tu comentario

CONTACTO: • Correo: chacoenlineainforma@gmail.com • Celular: 3624001375 Diseño realizado por Chaco en línea informa