Inicio / DESTACADOS / Resistencia: Cobro de “peajes” y ventas, la otra cara del drama de las lluvias

Resistencia: Cobro de “peajes” y ventas, la otra cara del drama de las lluvias

Se multiplicaron las denuncias acerca la exigencia del pago de dinero para cruzar un piquete hasta del cambio por pequeñas sumas de colchones y mercaderías.

 

En una entrevista televisiva en la noche del jueves, el gobernador, Domingo Peppo, comentaba acerca de algunas situaciones que intentó englobarlas en el concepto de “industria de la inundación”, para marcar el aprovechamiento particular que se da en ciertos sectores respecto del fenómeno meteorológico que implica lucrar con la necesidad ajena.

 

Varios fueron los puntos del Gran Resistencia en los que se denunciaba que debía pagarse un canon para cruzar un piquete en reclamo de asistencia social.

 

peaje2.jpg

 

“Nos piden 500 módulos de mercadería pero resultan que son 40 familias”, describía a modo de ejemplo el jefe del Ejecutivo a modo de ejemplo de algunas de las arbitrariedades que se daban y que se necesitaban del filtro y freno estatal.

 

La descripción llegaba cuando en paralelo desde el miércoles se efectuaban en el Gran Resistencia al menos 13 interrupciones en el tránsito con consecuencias que iban desde la exigencia del pago de “peaje” para aquellos que habían abandonado su domicilio transitoriamente y querían regresar o bien denuncias como también otro hecho grave como la venta de donaciones o la ayuda estatal que llegaba para los damnificados.

 

Quienes denunciaron acercándose hasta la Redacción de NORTE o por las redes sociales no querían dejar sus nombres por temor a represalias pero indicaban que por ejemplo, en el barrio San Fernando se ubica un centro comunitario que funciona para la atención a evacuados y que un conocido dirigente barrial acercó hasta el lugar a un número importante de personas que no había padecido el efecto de las lluvias al efecto de recibir los aportes solidarios o los que otorga el Estado para los afectados.

 

Luego, una vez que accedían a ello, vendían los elementos por el barrio. Así las cosas, señalaron que podían conseguirse dos bolsas de arena por 100 pesos, colchones a 400 pesos o una bolsa de mercadería por 100 pesos.

 

Colchones, mercaderías, frazadas y toda ayuda estatal era comercializada en algunos barrios según manifestaban damnificados por las lluvias.

 

Así como esta barriada, las denunciadas se daban también con acciones similares en el barrio San Antonio o en La Rubita, donde indicaban que se solicitaba entre 50 y 100 pesos a quien quería entrar al barrio.

 

El tema generó preocupación en el Gobierno y fue abordado en la reunión de Gabinete que se realizó ayer y la respuesta fue que con la sensibilidad que tiene la cuestión no era lo más atinado realizar un “desalojo tradicional” con las consecuencias que puede traer despejar una ruta o una calle en cuanto a lesionados pero sobre todo aumentar la tensión social y entonces se decidió la instalación de carpas en los puntos críticos y se pidió a los afectados que liberen el tránsito y realicen allí sus reclamos.

 

Si bien desde el Ejecutivo provincial el monitoreo y las recorridas por las zonas afectadas se realizan de forma constante, claro está el déficit que implica asegurar que la asistencia se destine sin dilaciones a los que sufrieron por las copiosas precipitaciones.

 

Es que la dinámica de intervención para estos casos implica que por agilizar la ayuda o incluso a veces por una cuestión de transitabilidad y tiempo que hace que no puede hacerse un relevamiento casa por casa, el trato se da con referentes sociales o barriales conocidos por su articulación por otras cuestiones vinculadas al Estado, pero que ante la cantidad de denuncias de venta de lo otorgado, obliga al menos a repensar en modificaciones en la entrega cuando la lluvia vuelve a ensañarse con los chaqueños.

NORTE.

Dejanos tu comentario

CONTACTO: • Correo: chacoenlineainforma@gmail.com • Celular: 3624001375 Diseño realizado por Chaco en línea informa