Inicio / DESTACADOS / Neuquén: Policías héroes salvaron a una beba

Neuquén: Policías héroes salvaron a una beba

Delfina dejó de respirar durante 15 minutos debido a un espasmo de sollozos. Ocurrió en Neuquén.

 

Dos efectivos de la policía neuquina le salvaron la vida a Delfina, una beba de apenas un año que tuvo un espasmo de sollozos y dejó de respirar durante 15 minutos. La presurosa decisión de los oficiales de realizarle trabajos de RCP (reanimación cardiopulmonar) a la menor, para luego trasladarla en el móvil al centro de salud más cercano, fue clave para la pequeña, quien ya recuperó la sonrisa que la caracteriza.

 

El tenso momento se registró a las 23 en cercanías de calle Copahue al 1100 de barrio Belgrano, cuando Rocío Martínez se encontraba cocinando junto a la compañía de sus hijas de 7 y 1 año. La más grande le advirtió, al pasar, la presencia de un móvil policial en la esquina de la vivienda.

 

«No sé que habrá pasado, le dije, mientras alcé a Delfina porque había empezado a llorar. Su hermanita me dijo que sin querer le había pisado la mano pero apenas estuvo en mis brazos se calmó. Sin embargo, sentí que se iba para atrás y cuando la miro estaba totalmente azul, como si estuviera atragantada, sin aire», dijo la mamá de la pequeña.

 

Ante la desesperación, la mujer salió inmediatamente de su casa y se dirigió al patrullero para pedir ayuda. «Uno de los policías la agarró, le empezó a hacer maniobras de RCP (reanimación cardiopulmonar), mientras que el otro oficial pedía una ambulancia y un refuerzo. Automáticamente llegó otro móvil y el efectivo que la estaba atendiendo pidió que la llevaran a un hospital en el otro vehículo porque parecía que ya estaba muerta», agregó. «Ni siquiera podíamos esperar a la ambulancia, tenía las manitos dobladas, los piecitos también, los ojos para atrás y seguía azul sin respirar», continuó.

 

Aquel trayecto desde el barrio Belgrano al Policlínico tuvo dos héroes con nombre y apellido: el agente Néstor MilláIn y el sargento Leandro Castillo.

 

Sin dudarlo me subieron al móvil con la nena. Mientras uno manejaba, el otro seguía haciéndole maniobras de RCP, pero no reaccionaba. Aquel trayecto desde el barrio Belgrano al Policlínico tuvo dos héroes con nombre y apellido: el agente Néstor MilláIn y el sargento Leandro Castillo.

 

«Antes de llegar, el efectivo que estaba tratando de reanimarla me dijo volvió, volvió porque había empezado a respirar un poquito. Cuando ingresó a la guardia, los médicos le pusieron oxígeno y estuvo como una hora y media sin despertar», recordó Rocío. «Por suerte reaccionó y la tomografía que le habían hecho de la cabeza y el cuello salió bien, los exámenes de sangre también. La dejaron en observación hasta el sábado a las 6 de la tarde que nos dieron el alta», contó.

 

«Me pareció muy destacable lo que hicieron los dos policías. Se quedaron afuera del Policlínico para saber cómo estaba la nena y a las 4 de la mañana se acercaron nuevamente para ver cómo evolucionaba». «Ojalá tengan algún tipo de reconocimiento. Si ellos no me hubiesen llevado, no sé si mi hija se salvaba porque estaba prácticamente muerta», finalizó.

 

 

Fuente: Crónica

Dejanos tu comentario

CONTACTO: • Correo: chacoenlineainforma@gmail.com • Celular: 3624001375 Diseño realizado por Chaco en línea informa