Inicio / NACIONALES / Nación: Expertos ponen la lupa sobre los olvidados del Impuesto al Cheque

Nación: Expertos ponen la lupa sobre los olvidados del Impuesto al Cheque

El Gobierno lo convirtió en un crédito para que todas las empresas dejen de sufrirlo y pase a ser una “retención” más contra el Impuesto a las Ganancias.

 

 

El “Impuesto al Cheque” es altamente criticado por los tantos defectos que presenta (es sumamente distorsivo, beneficia a las empresas del exterior por sobre las sociedades de nuestro país, incentiva la evasión, desincentiva la formalización de la economía, se grava el “impuesto sobre el impuesto” y tantas otras cuestiones).

 

Sin embargo, es un impuesto muy eficiente (a todo lo que pasa por el banco se le aplica el impuesto) y de muy fácil recaudación y control para el Estado (solamente hay que asegurarnos que el banco lo esté cobrando e intentar que cada día más gente bancarice sus operaciones).

 

Con ambas cuestiones sobre la balanza, el Gobierno decidió no eliminarlo, sino convertirlo en un crédito para que todas las empresas dejen de sufrirlo como tal y, simplemente, pase a ser una “retención” más contra el Impuesto a las Ganancias.

 

Así es que, al día de hoy, tenemos el siguiente escenario:

 

  1. Micro y Pequeñas empresas: Si hicieron el trámite en AFIP, se pueden tomar el 100% del Impuesto al Cheque.

 

  1. Medianas empresas – Tramo 1 – Industria Manufacturera: Si hicieron el trámite en AFIP, se pueden tomar el 60% del Impuesto al Cheque.

 

  1. Resto de las empresas: se pueden tomar solo el 33%.

 

Respecto de estos últimos dos casos, escalonadamente, dentro de 5 años, se podrán tomar el 100% contra el Impuesto a las Ganancias; por lo cual, para todas estas empresas, en principio, dejaría de existir el impuesto como tal.

 

El panorama parece realmente ideal, pero, ¿es así para todos? A continuación, nos proponemos ver tres casos puntuales que, por el momento, no tienen solución.

 

  1. Monotributistas: El impuesto al cheque equivale al 0,6% de todo lo que pase por nuestro banco (es decir, 1,2% final). Ahora bien, en el caso de los pequeños contribuyentes, la retención se reduce al 0,25% siempre y cuando hagan un trámite ante la AFIP vía web (mediante el Servicio “Registro de Beneficios Fiscales”).

 

El gran problema, obviamente, es que estos sujetos no pueden descontar el impuesto retenido, atento a que no pagan Impuesto a las Ganancias.

 

En el caso, la gran crítica pasa porque estos deberían tener la posibilidad de descontarse el impuesto contra el pago mensual del monotributo. Sin embargo, la alternativa aún no existe (ni tampoco parece que exista en un futuro cercano).

 

Por lo cual, en su caso, llamativamente, el impuesto es (y, aparentemente, seguirá) siendo un impuesto, con lo injusto que resulta (si el mismo sujeto es Responsable Inscripto, se lo podría tomar).

 

  1. Entidades Exentas (asociaciones civiles, fundaciones, cooperativas, etc.): Ocurre exactamente lo mismo que en el caso de los Monotributistas.

 

Por lo cual, todas estas entidades exentas (clubes deportivos, comedores, escuelas, etc.), sufren el impuesto y no lo pueden descontar de ninguna otra carga tributaria.

 

  1. Empresas que no obtengan ganancias: Una de las grandes críticas que se le hacía al Impuesto al Cheque era que únicamente se podía computar contra el Impuesto a las Ganancias y no contra el IVA (como, originalmente, era posible hacerlo).

 

La crítica pasaba, primeramente, por todas aquellas empresas que no obtenían un resultado positivo, sino una pérdida (y, por lo tanto, no pagaban Impuesto a las Ganancias, entonces, no podían tomarse ningún crédito – el impuesto seguiría siendo un impuesto –).

 

En aquellos casos, pedíamos que se permita el cómputo contra el IVA, de manera tal de solucionar este problema y bajar la carga fiscal en las empresas.

 

En un segundo punto, existe un aspecto financiero muy importante: el impuesto a las ganancias se paga a fin de ejercicio, mientras que el IVA se paga todos los meses. Las empresas pueden computarlo contra los anticipos, pero, si el impuesto retenido supera el anticipo, se genera un saldo inutilizado que se “congela” en el tiempo.

 

Considerando los altos porcentajes de inflación que existen en Argentina, congelar el dinero sin obtener ningún rendimiento deja de ser un tema financiero y pasa a ser un tema económico (pérdida).

 

 

Fuente: iProfesional

Dejanos tu comentario

CONTACTO: • Correo: [email protected] • Celular: 3624546221 Diseño realizado por Chaco en línea informa