Inicio / GREMIALES / La puja salarial: Los gremios buscarán reabrir paritarias pero temen a la pérdida de empleos

La puja salarial: Los gremios buscarán reabrir paritarias pero temen a la pérdida de empleos

Los reclamos se multiplicarán después del paro nacional del 25 de setiembre. Parten de la base de una inflación superior a los 40 puntos.

 

Con una inflación esperada para este año superior al 40 por ciento, en los gremios ya piensan en activar las cláusulas de revisión establecidas en paritarias, para tratar de recomponer al menos una porción del poder adquisitivo de los salarios castigados por la devaluación.

 

El malestar sindical por el ajuste y los despidos se manifestará en el paro anunciado para el 25 de setiembre. Para el día después el desafío, dicen fuentes sindicales, es buscar la manera de lograr una mejora de los salarios en el último trimestre del año, que algunos anticipan “nefasto”.

 

“Los trabajadores perdimos en 2016 más del 10% del poder adquisitivo, al año siguiente, se perdió otro 6 o 7%. Y este año tenemos a la vista un 42% de inflación con un 15, 20 o 25% de aumento salariales”, dejó en claro el triunviro de la CGT Carlos Acuña.

 

En paralelo, otra preocupación de los popes cegetistas es la conservación de los puestos de trabajo, luego de que se difundieran estadísticas oficiales de una pérdida de 106 mil empleos registrados, durante el primer semestre del año, y frente al mal momento que atraviesan muchas empresas por la crisis y la recesión.

 

La situación es muy diferente en cada gremio, a algunos les vencerá el último tramo acordado en paritarias en setiembre, otros tienen tramos a cobrar hasta el verano, como los mercantiles, que redondearán un 25% para 2018 con el salario de enero.

 

“No hay una estrategia conjunta, hay mucha incertidumbre y se definirá sector por sector. El consenso generalizado al menos de los sindicatos de la CGT es juntarse con la contraparte y ver qué se puede negociar, un aumento, un bono, lo que se pueda”, dicen sobre una eventual reapertura de las paritarias en uno de los sindicatos más grandes del país.

 

Jorge Sola, secretario de Prensa de la CGT, asegura que habrá revisión o apertura de negociaciones. “Lo estamos viendo, y los empresarios están de acuerdo. Estamos desconcertados de cómo actuar frente a esta situación económica. Hay un desmadre económico frente al cual el salario es un parche, y nos preocupa no sólo el tema salarial sino la situación social”, señala Sola a Clarín. Pone como ejemplo la situación en su gremio, el sindicato del Seguro: “Cerramos un 26,5% en julio, con cláusula de revisión en febrero. Creíamos que era una buena paritaria, pero en febrero tendremos que revisarla frente a este desbarajuste”.

 

Los bancarios que lidera Sergio Palazzo acordaron con los bancos nacionales privados y con los extranjeros un 8% más entre agosto y setiembre, y el viernes cerraron el mismo incremento con los bancos públicos; llevan acumulado 28% este año. Los estatales recibirán entre noviembre y diciembre un plus no remunerativo de $6 mil, luego de haber cerrado su paritaria a mediados de año con una suba del 15%.

 

Porteros, Obras sanitarias, Luz y Fuerza, la Uocra, cerraron 15% meses atrás, que era la pauta deseada por el Gobierno, claro que antes de la fuga de capitales que empezó en abril y la devaluación. La Uocra firmó su acuerdo en marzo con cláusula de revisión en diciembre.

 

“No sabemos qué reacomodamiento podrá haber -dicen fuentes del gremio que conduce Gerardo Martínez-. Se habla de un esquema de paritaria abierta, acordar por unos meses y después ver”. Pero admiten inquietud por la situación del sector: “Hay obra pública ralentizada o paralizada, empresas que quizás ganaron una licitación pero no pueden financiarse con tasas del 45%, la posibilidad de perder puestos de trabajo preocupa. El impacto de esta crisis se empezará a ver en unos dos meses en el sector”, agregan.

 

En otro gremio chico pero de un sector clave de la administración pública muestran poco optimismo. “Los que tienen cláusula de revisión van a tratar de negociar lo que se pueda. ¿Los que no tenemos cláusula? Nos jodemos!”, se sincera su secretario general, consultado por Clarín.

 

Sola, el secretario de prensa cegetista, sostiene que el sector empresario no debe condicionar la mejora salarial. “No se trata de empleo o salario, es extorsivo plantearlo así y se pueden las dos cosas. Hay sectores muy castigados por la política económica que han puesto de variable el salario y tampoco ha funcionado”.

 

 

Fuente: Clarín

Dejanos tu comentario

CONTACTO: • Correo: [email protected] • Celular: 3624546221 Diseño realizado por Chaco en línea informa