Mauricio Macri tendrá que esperar. Los 3000 millones de dólares del Fondo Monetario Internacional que en principio se había previsto que llegaran este mes y que se esperaban el próximo lunes no vendrán. Ese desembolso estaba previsto el primer acuerdo que el Gobierno firmó con el organismo que preside Christine Lagarde, pero ahora quedó supeditada a lo que se resuelva en el marco de la renegociación de lo pactado meses atrás.

 

De los 50.000 millones de dólares que el FMI decidió destinar al salvataje de la Argentina, hubo un desembolso inicial en junio por 15.000 millones. El resto se giraría a razón de 3000 millones cada tres meses si el gobierno de Macri así lo solicitaba.

 

Lo esperado era que el segundo tramo de la ayuda llegara el próximo lunes, pero en unos pocos meses la cosa cambió. La corrida del dólar obligó al Gobierno a volver al FMI en busca de mayor auxilio. La renegociación del acuerdo frenó el envío del dinero.

 

“Vamos a tener que esperar al nuevo acuerdo”, explicaron en el equipo económico. La postergación de la llegada los fondos agrega una cuota mayor de incertidumbre en un mercado en el que, tras unos días de calma, el dólar retomó su camino ascendente para volver a superar la barrera de los 40 pesos.

 

El FMI tiene sus tiempos. Más allá de la premura argentina para tratar de tranquilizar a los mercados, el procedimiento del organismo establece que el nuevo acuerdo que selle Lagarde con el equipo económico debe ser refrendado luego por el directorio. Hasta entonces no habrá dólares del FMI para socorrer a Macri.