Inicio / DESTACADOS / ARA San Juan: dos ofertas quedan en pie para ejecutar la nueva fase del operativo

ARA San Juan: dos ofertas quedan en pie para ejecutar la nueva fase del operativo

En su larga y tensa exposición en el Congreso, el ministro de Defensa, Oscar Aguad , inclinó la balanza en favor de la contratación directa para encarar una nueva y cada vez más dramática etapa en la búsqueda del submarino ARA San Juan , del que no se tienen rastros desde hace ya más de cinco meses.

 

Aguad tiene previsto definir la contratación directa en un plazo de diez días. Seleccionará entre dos ofertas: la de la compañía norteamericana Ocean Infinity y la de la empresa Sistemas Electrónicas Acuáticos (SEA), comandada por el venezolano Hugo Marino, pero con sede en Miami, que ofrecieron distintas variantes del AUV (Autonomous Underwater Vehicle), el vehículo submarino no tripulado al que se aferran los familiares de los 44 tripulantes del ARA San Juan.

 

El venezolano propuso un equipo de ocho ingenieros especializados, con un equipamiento tecnológico con capacidad para sumergirse más de 1000 metros de profundidad. Promete hallarlo en un plazo de 100 días y podría poner manos a la obra dentro de cinco semanas. Su presupuesto es de US$3,8 millones y pide un anticipo del 10 por ciento. Marino siguió expectante ayer por Internet, desde Miami, la exposición de Aguad en el Congreso.

 

La empresa norteamericana Ocean Infinity, dotada de alta tecnología, ya participó de la búsqueda del submarino porque facilitó el robot a los barcos que llegaron de Estados Unidos. Participó de la búsqueda del desaparecido avión de Malaysia Airlines, de la que su competidora SEA se alejó alegando que no tenía acceso a una completa información.

 

El ofrecimiento de Ocean Infinity, que solo podría comenzar la búsqueda a partir de julio, tiene un presupuesto de US$7 millones, aunque los números se manejan con fuerte discreción en el Ministerio de Defensa.

 

El venezolano Marino ofrece venir sin barcos y colocar su equipo AUV en un buque de la Armada. Por su capacidad, el que podría recibir la carga de contenedores es el ARA Austral, pero está en reparaciones.

 

A diferencia de los ROV, que son manejados por un operador por control remoto (como los que se equiparon en los barcos rusos que intervinieron en la búsqueda del San Juan), los vehículos con tecnología AUV son robots preparados para actuar con cierta autonomía, según explican los expertos.

 

No son estas las únicas propuestas que recibieron la Armada y el Ministerio de Defensa desde que el presidente Mauricio Macri abrió el juego y lanzó una recompensa de US$5 millones para quien encuentre el submarino.

 

Una concepción diferente presentó el geofísico español Luis Avial Bell, director general y técnico de Falcon High Tech, que ha realizado acciones de capacitación a personal de la Gendarmería, entre otras fuerzas de seguridad. En agosto de 2017 participó de la localización de los restos de un avión que quedó sumergido con sus tres ocupantes en un pantano del Delta.

 

A diferencia de las otras dos opciones, no propuso enviar un robot acuático, sino proveer a la Armada de un magnetómetro (gradiómetro de protones), para rastrear en el fondo del mar las señales magnéticas del submarino. “Es una propuesta más económica y tiene el objetivo de capacitar a personal de la Armada para el uso del instrumento en la búsqueda del submarino”, explicó Avial Bell, al precisar que esa técnica difiere de los sistemas de ecosondas multihaces y sonares de barrido lateral empleados hasta el momento.

 

 

Fuente: La Nación

Dejanos tu comentario

CONTACTO: • Correo: [email protected] • Celular: 3624546221 Diseño realizado por Chaco en línea informa