Inicio / INTERÉS GENERAL / 20 de noviembre: Día Mundial de la Lucha contra la Obesidad

20 de noviembre: Día Mundial de la Lucha contra la Obesidad

La generalizada costumbre de señalar un día en el almanaque para presentarle especial atención a un asunto específico, pone hoy, 20 de noviembre, el foco en la lucha contra la obesidad.

 

 

Una enfermedad cada vez más preocupante, que afecta desde que uno es niño y debido a no adquirir sanos hábitos alimenticios. En consecuencia, es frecuente ver a chicos con problemas de alimentación, que generan, la obesidad y la mal nutrición.

Es muy importante que los niños comprendan desde temprana edad la trascendencia de ir adquiriendo, desde entonces, hábitos saludables de alimentación y una correcta nutrición. Los niños tienden a engordar durante los meses de verano y el sobrepeso, durante esa etapa de la vida, puede significar un paso previo a la obesidad tan temida. Los especialistas definen a la obesidad como una enfermedad crónica de salud pública, que de manera directa causa enfermedades cardíacas, circulatorias, colesterol elevado, estrés, depresión, hipertensión, cáncer, diabetes y artritis, entre tantas otras.

 

La Argentina lidera el porcentaje de obesidad en menores de cinco años en América Latina, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Según un análisis realizado por FIC Argentina en colaboración con Unicef Argentina en 2015, se identificó una asociación entre la prevalencia de sobrepeso y la pobreza: los adolescentes de bajo nivel socioeconómico presentan un 31% más de probabilidad de tener sobrepeso.

Es decir que la obesidad y el sobrepeso son hoy una problemática que afecta a los estratos con menos recursos.

 

 

Estudios estadísticos realizados al respecto, arrojan como resultado que en la Argentina hay un 15 % de personas con sobrepeso, solamente entre la población infantil. Y un 6 % acarrea inconvenientes vinculados con la obesidad.

En Argentina, el 30,1% de las mujeres sufre obesidad contra el 26,7% de los hombres.

¿Qué puede hacerse para luchar contra este problema?

 

En primer lugar hay que entender que tanto el sobrepeso, como la obesidad, son prevenibles. Y es justamente la prevención, la opción más viable para frenar este flagelo, ya que las prácticas terapéuticas actuales se destinan, en gran medida, a controlar el problema, más que a su curación definitiva. Por lo tanto, el objetivo de la lucha contra la epidemia de obesidad consiste en lograr un equilibrio calórico que se mantenga a lo largo de toda la vida de la persona.

 

Las recomendaciones básicas son: aumentar el consumo de frutas, verduras, cereales, frutos secos y legumbres; reducir la ingesta general de grasas y sustituir las saturadas por las insaturadas; disminuir el consumo de azúcares; y, finalmente, mantener una constante actividad física, un mínimo de 30 o 40 minutos diarios de ejercicios de intensidad moderada o vigorosa, que sea apropiado para la fase de desarrollo, y que contenga variadas actividades.

 

 

Cumpliendo con estos simples requisitos, que requieren disciplina para no abandonarlos, en algunas décadas, tal vez, el 20 de noviembre sea un día más del calendario y ya no haga falta recordarlo como el día de la lucha contra la obesidad.

 

 

 

 

 

Dejanos tu comentario

CONTACTO: • Correo: [email protected] • Celular: 3624546221 Diseño realizado por Chaco en línea informa